Potenciadores de la testosterona, masa muscular y pérdida de grasa

·

Más es más pero...¿es más, mejor? La testosterona es supuestamente, la contribuyente más importante en el proceso de la hipertrofia del músculo esquelético y debido a ello, muchísimos entusiastas del Fitness buscan suplementos que les ayuden a elevar los niveles de esta hormona, pero, ¿realmente funcionan estos suplementos?




Y no lo digo pensando en si realmente incrementan la testosterona, sino que lo hago refiriéndome a si dichas elevaciones son lo suficientemente significativas como para ayudarnos a ganar masa magra y/o perder grasa. Recuerda que puedes hacer click en las imágenes para agrandarlas.

 

La testosterona y la composición corporal

Para contestar a ello, analicemos los siguientes datos; El siguiente ensayo involucró a un grupo de 61 hombres eugonodales (niveles de testosterona totalmente normales) absolutamente sanos y jóvenes (de 18 a 35 años).

Durante un período de tiempo de 20 semanas, los sujetos recibieron una inyección semanal de un antagonista de la GnRH (para detener la producción endógena de testosterona, a modo de castrador químico) más 25, 50, 125, 300 o 600mg de enantato de testosterona (1). 

Estos no realizaron nada de ejercicio físico (de hecho, se les recomendó específicamente que se abstuvieran del "entrenamiento de fuerza o ejercicio de intensidad moderada o alta durante el estudio"), no aumentaron su ingesta de proteínas, no coadministraron ninguna otra droga para mejorar el rendimiento, sin embargo aún así, ganaron masa muscular (al menos los que recibieron bastante testosterona):

Imagen 1: Cambios en la composición corporal (LBM = Masa magra – BF = Grasa Corporal) medidos con UWW (Peso subacuático) y DEXA (Densitometría Ósea) (1).

Como puedes observar, únicamente los sujetos de los grupos que recibieron 125mg, 300mg y 600mg de Enantato de testosterona por semana pudieron aumentar su masa muscular magra y disminuir sus niveles de grasa corporal mientras, literalmente, se tocaban los huevos en el sofá.

Ahora, ¿qué niveles de testosterona consiguieron los sujetos? Pues son los que puedes ver a continuación, pero debes tener en cuenta que dichos niveles fueron medidos 7 días después de la última aplicación y teniendo en cuenta que el Enantato de testosterona tiene una semi-vida de 4.5 días, pues los niveles que marcan en la tabla son significativamente menores a los manejados durante el resto de la semana:


Imagen 2: Mediciones de diferentes parámetros 7 días después de la última aplicación de enantato de Testosterona (1).

Ahora si tenemos en cuenta que el “rango de normalidad” de los niveles de testosterona varían de media de entre 300 a 1000 ng/dl y que los sujetos del estudio tenían unos niveles iniciales de ~600ng/dl de testosterona total, todos los cambios considerados de entre un -50% y +66% estarían dentro de lo que la ortodexia médica consideraría “normal”.


Imagen 3: Cambios relativos en masa magra y grasa en función de las variaciones en los niveles de testosterona en suero, la zona coloreada en verde sería la “normalidad”. Gráfica creada por Adel Moussa (Prof. Dr. Andro) a partir de los datos del estudio. Los asteriscos (*) indican que son cambios estadísticamente significativos (6).

Si prestamos atención a la tabla y nos fijamos en los datos que tienen un asteriscos, es obvio que las elevaciones e incluso reducciones de los niveles de testosterona en suero pero dentro del rango fisiológico normal no tiene ningún efecto significativo a nivel de composición corporal, por lo que hasta que no consigamos unas concentraciones suprafisiológicas de esta hormona, no obtendremos demasiados beneficios siempre y cuando tengamos unos niveles normales de inicio.

Ahora fíjate bien en los datos de la Imagen 3, si lo haces podrás apreciar que por cada incremento de un 1% que desees conseguir en la masa magra, necesitas aumentar los niveles de testosterona en un 30% como mínimo y esto ya dentro del rango suprafisiológico, además debes mantener dicha elevación durante un periodo de 20 semanas.

Otra cosa que debes tener en cuenta es que no es un proceso lineal constante, por lo que a medida que deseemos más masa a partir de cierta cantidad de testosterona, necesitaremos elevar los niveles de esta hormona muchísimo más para conseguir ese incremento del 1% (Por no hablar de que es comparando con los niveles de testosterona tras 7 días después de su aplicación, por lo que tendríamos que elevarla bastante más que en un 30% por cada incremento de 1% que deseemos en la masa magra).

Ahora, es evidente que una reducción ya no solo por debajo de los niveles fisiológicos normales, sino significativamente por debajo del rango medio de normalidad (~600ng/dL), trae consigo unas consecuencias negativas bastante considerables. Estos efectos obesogénicos inducidos por unos niveles bajos de esta hormona pueden estar relacionados con el efecto antiadipogénico directo de la testosterona (4) y se ajustan perfectamente a los factores que están contribuyendo a la epidemia actual de la obesidad (5)

Sin embargo, sigamos analizando un poco más; Antes de seguir leyendo, el siguiente estudio fue realizado en 112 hombres de entre 65 a 90 años, por lo que las elevaciones en los niveles de testosterona en este tipo de población aporta beneficios más notorios que en poblaciones más jóvenes.

Más concretamente, se les administró un gel de testosterona (5gr/día o 10gr/día) más rhGH (0, 3, o 5ug/kg/día), dichos sujetos tenían unos niveles medio de testosterona de 493ng/dL.

En total se necesitaron incrementos en los niveles de testosterona total de 1046ng/dL de cara a conseguir cambios significativos en la composición corporal, los cuales fueron de +1,8kg de Masa magra y -1,3kg de Masa magra en un periodo de 16 semanas (Las mediciones fueron tomadas en la semana 17. Además los datos aportados correspondientes a la semana 28 son tras 3 meses del cese de la intervención):


Imagen 4: Cambios en la composición corporal y niveles hormonales de los sujetos del estudio (2)

Teniendo en cuenta que en población de edad avanzada es necesario un incremento en los niveles de testosterona total de un 112% durante un periodo de 16 semanas para obtener dichos beneficios sobre la composición corporal, es un poco de risa creer que cualquier suplemento del estilo potenciador de la testosterona te aportará cualquier tipo de beneficio.


Imagen 5: Niveles hipotéticos de testosterona sérica en los primeros siete días después de la inyección de testosterona endógena (azul) en comparación con el patrón de secreción hormonal endógeno (verde) y los niveles en respuesta a un suplemento potenciador de la testosterona extremadamente potente (+70%, rojo), Gráfica creada por Adel Moussa (6).

Esto es simplemente para que te des cuenta de lo ridículo que sería el intentar obtener los mismos beneficios que las inyecciones, pero empleando suplementos. Tampoco debemos olvidarnos de un aspecto muy importante que son los niveles de testosterona libre.

La SHBG se ve reducida con un incremento en los niveles de andrógenos en suero y se ve incrementada con los niveles de estrógenos. Es por ello que si empleamos un suplemento potenciador de la testosterona podemos acabar con unos niveles de testosterona libre más bajos que de costumbre, debido a que dependiendo de la vía por la que actúe, puede que incremente la actividad de la aromatasa a nivel testicular y por ende, incremente nuestros niveles de estrógenos, aunque este no sería el caso en aquellas personas con un bajo porcentaje de grasa (Menos al 15% en hombres).

Quizás este tipo de suplementos sean interesantes en aquellas etapas de pérdida de grasa corporal donde los niveles de testosterona se ven anormalmente reducidos y debido a los bajos niveles de grasa corporal, la aromatización no sería un problema:


Imagen 6: Implicaciones fisiológicas de una preparación de culturismo natural. Presta atención a la reducción en los niveles de testosterona total con respecto a los valores iniciales, al rango médico de normalidad y a los cambios relativos en Composición corporal-Testosterona de la Imagen 3 (3).

Esto es, claro está, siempre que dicho suplemento potenciador de la testosterona logre dicho objetivo ;)

Referencias