Perfiles de substancias: Oxandrolona

·

Anavar era el viejo nombre comercial en los Estados Unidos para el esteroide oral oxandrolona, inicialmente producido en 1964 por el laboratorio Searle. Se diseñó como un anabólico sumamente suave, uno que incluso podría usarse de manera segura como un estimulante del crecimiento en niños. 



Este esteroide oral derivado de la dihidrotestosterona fue diseñado para tener una fuerte separación de los efectos anabólicos y androgénicos, y ninguna actividad estrogénica o progestacional significativa. 



Miligramo a miligramo muestra una habilidad anabólica hasta seis veces superior a la testosterona en ensayos (en roedores), siendo significativamente menos androgénica. Es una de las drogas de preferencia en las etapas de pérdida de grasa de los culturistas, para las mujeres (por su baja actividad androgénica) y para generalmente, atletas de deportes predominantemente anaeróbicos (como halterófilos, gimnastas, sprinters... al nivel del Estanozolol, aunque ya sabemos que únicamente se dopan los culturistas, por algo están calvos y cabreados).

Efectos secundarios

La oxandrolona no es aromatizada por el cuerpo y tampoco ejerce efectos estrogénicos per se, tampoco muestra actividad progestacional, por lo que no hace falta prestar atención al metabolismo estrógenico cuando se emplea este compuesto.

Es un compuesto metilado (alquilación C17-alfa – C17AA), lo cual supone un incremento de la toxicidad hepática. La forma más común de daño hepático característica del uso de esteroides anabólicos orales es la colestasis, si quieres informarte mejor sobre este tema, te recomiendo leer este artículo.

Asímismo, debido a ello, al igual que con los demás compuestos metilados orales la Oxandrolona produce una fuerte activación de los receptores androgénicos en el hígado, incrementando la actividad de la lipasa hepática y por ende, afectando de forma negativa al perfil de lípidos, incrementando el colesterol LDL y disminuyendo el colesterol LDL [1, 2].

En cuanto a sus efectos sobre la supresión de testosterona, mucha gente piensa que la Oxandrolona es prácticamente inocua en bajas dosis, pero nada más lejos de la realidad, ya que por ejemplo, una dosis de 2,5mg diarios es suficiente para reducir los niveles de testosterona en más de un 50% en el trascurso de 3 meses (Unas 12 semanas) [3].

En resumen, nada que no se esperara, ¿No? ;)

Efectos de la oxandrolona

No todo iba a ser hablar de efectos secundarios después de todo, y es que la oxandrolona trae consigo efectos bastante interesantes, los cuales pondré a modo de lista para que su lectura y comprensión sea más fácil:
  • Su efecto sobre la eritropoyesis no es especialmente potente como podria ser en el caso de la Oximetolona o la Boldenona, buenas noticias para los culturistas y atletas de deportes predominantemente anaeróbicos (no habrá que donar sangre tan a menudo), malas para aquellas personas que quieran un esteroide a modo de dopaje sanguíneo artificial.
  • Posee una fuerte afinidad por el receptor androgénico, recordemos que aquellos andrógenos que tengan una fuerte afinidad por dicho receptor disminuirán de forma más significativa la LPL, entre otros, potenciando aún más la pérdida de grasa.
  • Aunque todos los esteroides anabólicos tienen un impacto positivo en la tasa metabólica y la pérdida de grasa, hay algunos que ejercen un efecto significativamente más notorio en la promoción de la lipolisis, y la oxandrolona es uno de ellos, esto es debido a que aparte de su fuerte unión con el AR, tiene la habilidad de reducir de forma significativa la TGB e incrementar la TBPA, mejorando por lo tanto el tono tiroideo.


Imagen 1: A la izquierda efectos del uso de TE + OX + RT vs Placebo + RT sobre la masa magra, en el medio efectos del uso de ND vs ND + RT sobre la composición corporal, a la derecha efectos del uso de varias dosis de TE + RT sobre la masa magra [4, 5, 6]. Clic en la imagen para agrandar.

  • En cuanto a sus efectos reales sobre la ganancia de masa magra generalmente es algo complicado de determinar por la falta de ensayos clínicos (Es extremadamente difícil que ensayos del tipo “Efectos del uso de dosis supraterapéuticas de oxandrolona sobre la ganancia de masa magra en combinación con entrenamiento de resistencia en individuos sanos en comparación con Testosterona” pasen un comité de ética, aunque luego no tengan problemas en administrar placebos en el tratamiento de enfermedades como el cáncer), aunque a día de hoy sabemos que la combinación de 100mg semanales de testosterona enantato + 20mg diarios de oxandrolona es igual de efectiva que la administración de 600mg de testosterona enantato por semana... y en un periodo de tiempo significativamente más corto, en individuos con VIH al menos [4].

Dosis y administración

Como casi todos los orales, deben ser tomados junto a las comidas ya que al ser una hormona del tipo esteroideo es soluble en grasa, y por lo tanto, su administración en conjunción con grasa dietaria puede mejorar significativamente su absorción, además de que podemos emplear algunos truquillos para mejorarla aún más y sacarle más partido a cada mg que empleemos ;).

Las dosis terapéuticas son de 2,5-10mg diarios, generalmente recomendados durante periodos de varios meses, la dosis que se suele usar para mejoras en el rendimiento y en el físico son de 15 a 150mg diarios para hombres y de 5-30mg para mujeres.

Para los atletas naturales, recordemos que a día de hoy la Oxandrolona tiene un tiempo de detección de aproximadamente 21 días.

Falsificaciones y mercado negro

La oxandrolona es un esteroide extremadamente caro y normalmente falsificado por Estanozolol, para ir a lo seguro, te recomiendo primero realizar un pedido pequeño, añadizarlo con un test colorimétrico de Labmax y si los resultados son satisfactorios, realizar el resto del pedido.


Referencias

[1] https://jamanetwork.com/journals/jama/article-abstract/376463
[2] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/9284885
[3] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/8319371
[4] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/10208143
[5] https://academic.oup.com/jcem/article/84/4/1268/2864210
[6] http://www.physiology.org/doi/full/10.1152/ajpendo.2001.281.6.e1172