La Sal rosa del Himalaya y beneficios sobre la salud

·

Existen multitud de afirmaciones (sin fundamento) sobre los supuestos beneficios sobre la salud de la sal rosa del Himalaya, que van desde beneficios sobre enfermedades respiratorias, a mejorar el estado de hidratación corporal, fortalecimiento de huesos o +2cm de porra seca. Solo he nombrado algunas pero por la red podréis ver que existen decenas, e incluso cientos, de supuestos beneficios.



Sin embargo, comencemos primero hablando de su origen.

La sal rosa del Himalaya y sus beneficios sobre la salud

La sal del Himalaya se extrae principalmente en la Mina de Sal de Khewra, en Punjab, Pakistán, y es el resultado de los mares antiguos que fueron cubiertos de lava. Toda el agua se evaporó, los peces murieron, pero quedó la sal, cubierta por la roca. Técnicamente, la sal del Himalaya es sal marina, a pesar de que se extrae como sal de roca, ya que es el resultado de los depósitos oceánicos.

Las principales afirmaciones sobre los supuestos
efectos beneficiosos de la sal del Himalaya rondan en torno a su mejor composición mineral en comparación con la sal marina o la sal de mesa. Si bien es cierto que la sal de mesa se hornea y se trata de manera tal que se eliminan todos los minerales, excepto el cloruro de sodio, la mayoría de las sales marinas que podemos encontrar en el mercado no son tratadas y por lo tanto, también contienen una cantidad relativamente más alta de minerales.

Los entusiastas de la sal rosa afirman que la sal del Himalaya tiene una composición de cloruro de sodio menor que la sal del mar, lo que significa que tiene mayores cantidades de otros minerales como sulfato, magnesio, calcio, potasio, bicarbonato, bromuro, borato, estroncio y flúor. Los porcentajes de minerales en la sal del Himalaya dependen de qué artículo leas. 

Este artículo (no he podido encontrar artículos en Español sobre su supuesta composición, ya que únicamente se limitan a citar la presencia de 84 estupendos minerales y al fin y al cabo, el Español no lo uso ni en mi casa) afirma que está compuesta por un 85,62% de cloruro de sodio y un 14,38% de otros minerales traza, mientras que en este artículo afirma que contiene un 87% de cloruro de sodio y un 13% de otros minerales.

De hecho, la composición real de cloruro sódico es un poco más alta, más concretamente del 95-97%, dejando por ende un “hueco” máximo del 3-5% para la presencia de otros minerales. En términos absolutos, es verdad que podemos encontrar una mayor abundancia de minerales en la sal rosa en comparación la sal de mesa, ya que la sal de mesa está compuesta por un 98-99% de cloruro sódico, y, teniendo en cuenta la poca sal añadida que se consume a lo largo del día, la diferencia es imperceptible.

Esto viene corroborado por un análisis realizado en 2003, en el que la Bayerisches für Gesundheit und Landesamt Lebensmittelsicherheit analizó 15 muestras de sal del Himalaya vendidas en Alemania y tan solo pudieron detectar un total de 10 minerales distintos, siendo la cantidad de cloruro de sodio del 97-98%; Estudio que corroboró la Technische Universität Clausthal, quienes obtuvieron los mismos resultados.

A esto hay que sumarle el hecho de que en el análisis se mostraba que dichas muestras estaban contaminadas en un 2-3% con polihalita. Es por todo esto que la única diferencia de la sal rosa con la sal de mesa convencional (aparte del precio) es el método de preparación, la cual le da ese color rosado tan característico.

Conclusión

Se puede decir que la sal rosa del Himalaya es un detector de cuñados, ya que no es más que, literalmente, sal de mesa con un color más bonito pero 20 veces más cara, aunque bueno, es lo normal teniendo en cuenta que hay muchísimas personas que compran suplementos de Electrolitos en polvo, que no son más que Sal corriente y moliente con un buen trabajo de márketing detrás.