La guía de la Yohimbina

·

La Yohimbina es un suplemento que cada vez está más en desuso, y es que para que funcione correctamente, necesita de unas condiciones específicas y como la gente cada vez es más perra, pues no pueden cumplir dichas condiciones. Se emplea durante etapas de ayuno corto para asistir en la pérdida de grasa, es además un afrodisíaco y puede ayudar con la disfunción y eréctil y en general, posee leves efectos estimulantes.



Este suplemento actúa principalmente como antagonista de los receptores adrenérgicos Alfa-2 (1), haciéndolo muy útil para eliminar la grasa rebelde o los últimos vestigios de grasa, además de incrementar los niveles de adrenalina en el cuerpo; los efectos de la Yohimbina son parcialmente negados por la ingesta de alimentos, razón por la cual se toma en ayunas.

¿Qué hace la Yohimbina en mi cuerpo?


Lo primero que debemos tener en cuenta es que interactúa con la enzima CYP2D6 y puede inhibir su función. Esta enzima es también la que metaboliza la Yohimbina en 11-hidroxi-yohimbina, y muestra una variación de más de 1000 veces entre individuos según el genotipo de CYP2D6 expresado (con alguna interacción con CYP3A4) (2). Aquellas personas que tengan menores tasas de metabolismo de yohimbina debido a menos CYP2D6 notan un mayor efecto estimulante con su toma (2, 3) y el mejor factor predictivo parece ser la etnia del sujeto (2), así que si no notas efectos estimulantes del uso de Yohimbina, no te preocupes, que no te están vendiendo cápsulas de sacarina.

El mecanismo primario y más investigado de la yohimbina es el antagonismo (inactivación) de una clase de receptores conocidos como receptores alfa-2-adrenérgicos.

Al inhibir estos autorreceptores en las neuronas presinápticas noradrenérgicas, la yohimbina puede aumentar la liberación de noradrenalina a medida que se interrumpe el ciclo de inhibición de la retroalimentación negativa (5). Este aumento en la noradrenalina se observa confiablemente en humanos de una manera dependiente de la dosis (4, 6, 7, 8, 9, 10) aunque los síntomas asociados con la noradrenalina (frecuencia cardíaca, excitación, ansiedad) parecen estar sujetos a la variabilidad en los sujetos (11).

Este aumento en la noradrenalina puede estar sujeto a resistencia, ya que un estudio que observó aumentos séricos de noradrenalina después de la administración aguda no notó estos efectos después de 2 semanas de administración continua (9).

La yohimbina actúa sobre el sistema de receptores adrenérgicos de las células grasas, que regulan la termogénesis. Las subunidades beta de los receptores adrenérgicos (dianas de la efedrina) pueden considerarse estimulantes para la pérdida de grasa, ya que aumentan la actividad de la enzima adenil ciclasa y posteriormente los niveles de cAMP (principalmente a través de las subunidades b1 y b2, siendo b3 menos activo en humanos) (12, 13). 

Las subunidades alfa son más supresoras del metabolismo de las grasas, en el que su activación reduce la actividad de la adenil ciclasa y reduce los niveles de cAMP (específicamente alfa-2). La yohimbina es un antagonista selectivo del receptor alfa-2 adrenérgico (inactivador), que inhibe la activación del conjunto supresor de receptores y preserva la actividad de la adenil ciclasa y los efectos mediados a través de los receptores beta (14).

Al observar las interacciones de la yohimbina a nivel del receptor, la yohimbina se conoce como un antagonista alfa2-adrenérgico selectivo ya que tiene una afinidad 45 veces mayor para la subunidad alfa 2 que para la subunidad alfa 1; esto difiere de otros compuestos relacionados, corinantina y rauwolscina, que son selectivos para el receptor alfa 1 (33 veces) y esencialmente no selectivo; respectivamente (15). Estos valores se derivaron de experimentos in vitro.

Al observar el receptor alfa2 en sí, la yohimbina parece tener selectividad adicional para la subunidad alfa2C en lugar de A o B; en el rango de 4,4 veces la selectividad, (16) mientras que la rauwolscina parece ser no selectivo entre estas tres subunidades (16, 17). La
rauwolscina parece ser tan eficaz en el nivel del receptor como la yohimbina (18).

Más allá de eso, la yohimbina en sí misma puede inducir la pérdida de grasa indirectamente a través de la liberación de adrenalina; la adrenalina en sí misma es un activador de los receptores beta-adrenérgicos (19). Sin embargo, este aumento de la adrenalina puede desaparecer con el tiempo alcanzando insignificancia estadística 2 semanas después de la ingesta diaria [9]. Los aumentos en los ácidos grasos libres plasmáticos y la densidad de los receptores alfa2-adrenérgicos se mantienen similares en ambos momentos, lo que sugiere que la yohimbina pierde selectivamente el pico en la adrenalina pero no los efectos directos de la
quema de grasa del receptor.

Por último, la yohimbina no afecta de forma adversa a la calidad del sueño (20).

La yohimbina y la quema de grasa localizada

La yohimbina se investigó por primera vez por su función en la eliminación selectiva de grasa corporal debido a su uso como crema tópica (pudiendo elegir dónde aplicar la yohimbina) (21, 22) pero también secundaria a su uso para eliminar la grasa del muslo en las mujeres, ya que los niveles elevados de estrógeno aumentan la actividad del receptor alfa2-adrenérgico (23). 

Debido a la mayor cantidad de actividad alfa2-adrenérgica en los muslos de las mujeres, se pensó que el antagonismo de estos receptores reducía la adiposidad selectiva; los resultados con la crema son mixtos, con un ensayo que arroja resultados positivos (22) y el otro con beneficios observados con el uso de forskolina (de Coleus Forskohlii) y aminofilina pero no con yohimbina (21).

¿Por qué debo tomarla en ayunas?


Una intervención que notó un aumento en la quema de grasa (biomarcadores de aumento de NEFA y glicerol) también notó que este aumento fue abolido durante un estado de alimentación (24). Debido a ello se ha formulado la hipótesis de que esta interacción con el estado de ayuno así como los efectos aparentemente aditivos/sinérgicos de la yohimbina y el ejercicio sobre la lipólisis (24) podrían dar como resultado que el momento idóneo de la toma de yohimbina es antes del ejercicio matutino (25).

Cuando se combina con alimentos la yohimbina en puede aumentar la liberación de insulina inducida por glucosa a partir de las células pancreáticas (26, 27), pero no ocurre en ayunas después del consumo oral de 0,2 mg/kg (10, 24).

Si el mecanismo es a través de la estimulación de la
liberación de insulina que reduce la lipólisis, es teórico que una comida libre de carbohidratos y baja en proteínas (para reducir la estimulación inducida por glucosa) podría ser similar al estado en ayunas; pero esto no ha sido investigado en ensayos, así que mejor dejarse de pajas mentales.

¿Cómo tomo la Yohimbina?


Resumiendo un poco por si no te interesa toda la mierda de antes y únicamente quieres leer la parte práctica, la dosis típica a emplear es de 0,2mg/kg de peso corporal, con esta dosis se consigue un buen efecto sobre la pérdida de grasa sin ninguna alteración significativa a nivel de parámetros cardiovasculares como pulsaciones y tensión arterial [28].

La suplementación es más efectiva entre comidas o durante periodos cortos de ayuno, también hay que tener cuidado ya que normalmente los suplementos suelen contener una dosis de entre un 25-150% mayor de la indicada en la etiqueta. Y no es necesario ciclarla, a no ser que se busquen sus efectos estimulantes.

¿Y si quiero hacerme una crema?

En caso de querer hacer una crema debemos tener en cuenta que la dosis mínima de aplicación tópica sería de 90mg por cada aplicación, la dosis óptima sería de aproximadamente 150mg, por lo que lo ideal es comprarla en polvo (se puede encontrar fácilmente en Ebay).
 
Realizarla es bastante fácil:



Opción 1: Hacer una mezcla con Hemoal (30.000mg), Yohimbina (2.500mg) y un 10% de PPG ((30.000 + 2.500)/10 = 3250mg). Para ello primero echamos en un tarro la Yohimbina y el PPG y agitamos hasta que quede todo bien disuelto, hecho esto añadimos el Hemoal, mezclamos bien y le damos un poco de calor con el microondas y listo.


Opción 2: Hacer una mezcla con Yohimbina (2.500mg) y algún gel de aloe vera o la crema efecto calor de Mercadona. Si en este caso la Yohimbina no mezcla bien, usar PPG para disolverla como en la opción 1.




Referencias
[9] www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1963844
[10] www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/1885256
[22] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2894247
[27] http://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/2566496
[28] https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/17214405