La metformina

·

La metformina, o el preparado comercial clorhidrato de metformina, es un fármaco antidiabético de aplicación oral del tipo biguanida. Se utiliza comúnmente en el tratamiento y la prevención de la diabetes mellitus tipo 2, también conocida como diabetes no insulinodependiente, particularmente en pacientes con sobrepeso, así como en niños y personas que presentan una función renal normal. 



Se indica por sí sola como adyuvante del ejercicio físico y la dieta en pacientes cuya hiperglicemia no puede ser controlada sólo con modificaciones en la dieta.

Cuando existe un exceso de insulina en el cuerpo de forma crónica con el tiempo los tejidos diana se van volviendo más y más resistentes a la acción de esta, la metformina revierte este estado y les "devuelve" su sensibilidad, por lo que es capaz de reparar por así decirlo este daño.

La metformina es tan efectiva reduciendo los niveles elevados de glucosa en sangre como las sulfonilureas, las tiazolidinedionas y la insulina. A diferencia de muchos otros antidiabéticos, por si sola, la metformina no produce hipoglucemia. La metformina también reduce los niveles de LDL, colesterol total y triglicéridos circulantes en la sangre y puede ayudar a perder peso debido a la mejoría que ofrece a nivel de particionamiento de nutrientes.

Para el año 2009, la metformina era uno de dos antiglicemiantes orales que pertenecen a la lista modelo de medicamentos esenciales de la Organización Mundial de la Salud, junto con la glibenclamida, y es el único medicamento conocido capaz de prevenir las enfermedades cardiovasculares asociadas a la diabetes.

No se recomienda sobrepasar los 2 gramos de metformina al día. Para evitar al máximo las reacciones adversas se recomiendo tomar la metformina en dosis bajas y consumirla durante o después de las comidas. Algunos preparados comerciales combinan la metformina con clorpropamida o nateglinida. Posee una vida media de eliminación de 3 a 6 horas en su versión normal.


La metformina, se les prescribe a las personas que sufren de diabetes tipo II (no insulinodependiente), y en algunos casos tambien es prescripta a personas con diabetes tipo I. La dosis terapéutica habitual es de 425-1000mg por dia 2-3 veces diarias (dosis máxima 2500mg/día, las dosis van desde 425mg para una comida pequeña, hasta 850 mg tras una comida grande). 



Efectos secundarios

La mayoría de estos efectos secundarios desaparecen a los pocos días de tomar el medicamento una vez el cuerpo se ha acostumbrado y no todo el mundo los sufre (obviamente):
  • Diarrea
  • Náuseas/Vómitos
  • Flatulencias
  • Astenia
  • Indigestión
  • Malestar abdominal
  • Dolor de cabeza
  • Disminución del apetito

Uso en el deporte


  • Durante el uso de insulina exógena, 500-850mg de metformina de dos a tres veces al día incrementa la efectividad de la insulina, por lo que puede disminuir la cantidad de insulina necesitada. Además, ayuda a amortiguar el incremento de la resistencia a la insulina que provoca su uso.
  • Durante el uso de protocolos donde se empleen estimuladores de la insulina pancreática o Hormona del crecimiento (GH), 500mg 2-3 veces por dia de metformina aumentan la efectividad, mejoran los resultados y ayudan a reducir el estrés general que provoca sobre el páncreas.
  • Tras o durante un ciclo en el que se hayan empleado compuestos que afectan negativamente al perfil lipídico, el uso de metformina 450-500mg 2-3 veces al día ayudan a mejorar los lípidos en sangre.
  • Durante fases de dietas extremadamente hipercalóricas o con el uso de peri-entrenos muy potentes, el uso de metformina 450-500mg 1 a 2 veces al día ayuda a mantener una buena sensibilidad a la insulina y a mejorar el particionamiento calórico.
  • Durante etapas de definición para incrementar el uso de glucosa y ácidos grasos como sustrato energético, el uso de metformina 450-500mg 2-3 veces por día es efectivo, asímismo, también se puede emplear de la misma manera si deseamos entrar rápidamente en cetosis, o si deseamos mantener fácilmente el estado de cetosis con dietas cetogénicas estilo TKD, CKD o muy altas en proteínas.