El cinturón lumbar y datos sobre su uso

·



Los atletas y entusiastas del fitness a veces emplean cinturones de soporte para un mayor nivel de protección contra las lesiones de la espalda baja en el levantamiento de pesas cuando se progresa en la intensidad y complejidad del movimiento. 

En efecto, los cinturones lumbares han sido ampliamente usados en el entrenamiento con pesas, presumiblemente proporcionan un entorno más seguro para el atleta[1].



Estos cinturones se usan para proteger la espalda baja de lesiones y para permitir un mayor estímulo de sobrecarga en la musculatura inferior del cuerpo durante ejercicios como sentadillas y peso muerto. 

La asistencia y/o protección proporcionada por un cinturón durante un ejercicio puede ser el resultado del incremento en la presión abdominal (IAP), la corrección de la posición corporal del deportista, la reducción de las fuerzas de compresión y de corte en la espina dorsal, y la restricción del movimiento del torso [4].

Sin embargo, estudios recientes han cuestionado la validez de la utilización de esos cinturones para reducir el estrés impuesto en el sistema esquelético (columna torácica, lumbar y sacro) y los músculos que actúan posteriormente en estas estructuras, principalmente los músculos erectores [1]. ¿El uso de cinturones de pesas reduce el riesgo de lesión en la espalda baja durante el entrenamiento de fuerza? 

Este artículo examinará los datos obtenidos sobre el uso de cinturones de soporte (LSS) y su eficacia para prestar asistencia y/o prevención de lesiones durante los levantamientos, principalmente en ejercicios tipo sentadilla y peso muerto.

Ensayos sobre el uso de los cinturones durante los levantamientos


El efecto del IAP durante los levantamientos ha sido teorizado para ayudar en el apoyo de la columna vertebral durante el levantamiento… Se asume que el IAP proporciona un mecanismo de soporte anterior para la columna durante el levantamiento, disminuyendo la carga en la espina y protegiendo las vértebras, discos, y músculos articulares. 

Sin embargo, incluso cuando estos cinturones fueron estudiados, a diferencia de los cinturones más débiles usados en la industria, algunos estudios demuestran que el IAP es entre un 15% a un 40% mayor, mientras que otros investigadores han mostrado que no había efectos relativos en el IAP [4]. 

La electromiografía (EMG) es un método clínico usado para determinar la actividad muscular durante los levantamientos. Este método se basa en los cambios en impulsos eléctricos detectados por los sensores adheridos a la piel que cubre los músculos y refleja cambios en el reclutamiento y la actividad musculares. 

En un estudio reciente, [1] investigaron la actividad EMG de los músculos erectores durante unas sentadillas con barra alta. Diez hombres con experiencia en el levantamiento de pesas hicieron dos series de tres repeticiones: la primera serie con cinturón y la segunda sin él. La carga usada en este experimento equivalía a un 60% del 1Rm de cada sujeto. Los resultados indicaron que la actividad de los erectores espinales fue mayor en la región lumbar cuando se llevaba cinturón. 

La hipótesis del estudio indicó que los cinturones prestaban un mayor apoyo a los erectores durante las sentadillas, y por ello debería haber un decrecimiento en la actividad de los extensores de la espalda. Esto conduciría a los autores a concluir que el cinturón no proporcionó un cambio biomecánico para minimizar el riesgo de lesión en la espalda baja. 

En un estudio anterior por Smith et al. se investigó el efecto combinado de un cinturón y la fuerza abdominal en mujeres sobre la capacidad de levantamiento de pesos [4]. La actividad consistía en mover una caja con peso desde el suelo hasta la altura de la cintura y de nuevo al suelo con una carga superior en cada repetición. 

Se encontró que los cinturones eran efectivos en mejorar la habilidad de levantamiento en los sujetos femeninos con una media de 1 kg. Si bien es estadísticamente significativo, los autores advirtieron que un aumento de 1 kg es funcionalmente pequeño y no suficiente para abogar que el uso de cinturones mejora la capacidad de carga. 

Curiosamente, también se mostró que el máximo peso levantando variaba según la fuerza abdominal. Las mujeres con abdominales más fuertes levantaban una cantidad significativamente mayor que las mujeres con abdominales débiles. 

El uso del cinturón en la aparición de la fatiga y fuerza isométrica también han sido estudiados durante movimientos de aislamiento de espalda y levantamiento funcional en un entorno industrial. Ciriello y Snook no encontraron diferencias significativas entre poner o no cinturón durante una resistencia isocinética, valorando el esfuerzo percibido y la actividad de EMG en trabajadores de la industria después de un levantamiento prolongado [2]. 

Del mismo modo, Reyna et al. no encontraron diferencias en la fuerza isométrica medida en varios ángulos de extensiones de espalda mientras se llevaba o no cinturón. También se encontró que el uso del cinturón no proporcionaba ninguna ventaja en la capacidad funcional evaluada en los levantamientos a varios niveles [3]. 

Estos estudios ilustran una conclusión general de que los cinturones no proporcionan ninguna ventaja en la fuerza lumbar, resistencia, en la capacidad funcional de un levantamiento de tipo industrial y/o actividades de tipo prolongado. 

Conclusiones

Como profesional del fitness, debes ser capaz de asesorar a tus clientes con una combinación entre base científica y experiencia en el campo. Una habilidad valiosa es ser capaz de identificar las limitaciones en los estudios. 

Las condiciones en un laboratorio pueden ser muy distintas en el contexto de una sesión de entrenamiento. Las limitaciones a tener en cuenta cuando se evalúen los datos en este área son las siguientes: 

  • Los métodos EMG son controvertidos por si mismos para evaluar la actividad muscular, especialmente durante contracciones dinámicas.
  • Los movimientos de aislamiento como extensiones de espalda estabilizadas son diferentes de los movimientos funcionales de cadena cerrada (sentadilla, peso muerto) y las generalizaciones pueden no ser apropiadas.
  • En ambientes industriales donde las cargas son más bajas y la duración es considerablemente más larga (4 horas o más) no se replican las condiciones del gimnasio. 

Aplicaciones prácticas 


Algunos clientes pueden encontrar que usar un cinturón ayuda a mantener una técnica correcta durante el ejercicio. Sin embargo, esto no es una solución permanente o una medida preventiva. 

Enseñar a tus clientes la técnica correcta y prescribir ejercicios apropiados y las cargas parece ser la intervención primaria para reducir el riesgo de lesión durante el ejercicio. Sin embargo, un cinturón lumbar puede tener un efecto beneficioso cuando trabajamos con pesos máximos, como en powerlifting.

Finalmente, es importante para el entrenador darse cuenta de que existe una compleja interacción entre los músculos, como los abdominales (especialmente los oblicuos y los transversos) y otras influencias sensoriales (como la conciencia de propiocepción y kinestésica) al realizar tareas de levantamiento que deben ser siempre consideradas cuando se diseña un programa de ejercicios seguro y efectivo. 

Referencias

[1] Bauer, J.A., Fry, A., and Carter, C. The use of Lumbar-Supporting Weight Belts While Performing Squats: Erector Spinae Electromyographic Activity.Journal of Strength and Conditioning Research. 1999;13: 384-388.
[2] Ciriello, V.M., and Snook, S.H. The Effect of Back Belts on Lumbar Muscle Fatigue. Spine 1995;20;1271-1278.
[3] Reyna, J.R., Leggett, S.H., Kenny, K., Holmes, B., and Mooney, V. The Effect of Lumbar Belts on Isolated Lumbar Muscle. Spine 1995;20:68-73.
[4] Smith, E.B., Rasmussen, A.A., Lechner, D.E., Grossmen, M.R., Qunitana, J.B., and Grubbs, B.L. The Effects of Lumbosacral Support Belts and Abdominal Muscles Strength on Functional Lifting Ability in Healthy Women. Spine 1996;21: 356-366.