Los multivitamínicos: Guía básica

·



Un multivitamínico es un suplemento básico y como su nombre indica, una mezcla concentrada de vitaminas y minerales esenciales y en dosis moderadas en el cómodo formato de una pastilla.



¿Para qué sirve un multivitamínico?

Para que el cuerpo humano pueda funcionar y completar sus tareas durante un día normal, este debe hacer uso de una amplia y compleja variedad de nutrientes esenciales.

Cualquier deficiencia en alguno de estos nutrientes esenciales (vitaminas y minerales) provocará una disrupción en varias rutas metabólicas y por lo tanto, el rendimiento y la eficiencia con el que el cuerpo humano realiza sus actividades vitales disminuirá, y esto es algo que obviamente, no queremos.

En el caso de que esto ocurra, esto se traducirá en la aparición de síntomas tales como letargia, malestar general, mal descanso… y también favorecerá la aparición de enfermedades y complicaciones tales como la anemia; y es que la simple inclusión de un multivitamínico de calidad baja-media es capaz de reducir significativamente la incidencia de enfermedades cardiovasculares en humanos. [1]

La inclusión de un suplemento multivitamínico de calidad a nuestro régimen alimenticio nos ayudará a evitar la posibilidad de sufrir cualquier tipo de carencia de índole vitamínico-mineral y con ello, mejoraremos drásticamente nuestro estado de salud, por no hablar de nuestro rendimiento físico.

Razones por las que tomar un multivitamínico

Te lo expondré fácilmente, primero existe una serie de cantidades diarias mínimas recomendadas de cada vitamina y mineral esencial para el ser humano, estas cantidades listadas no son más que lo mínimo que habría que consumir para evitar caer enfermo, por ponerte un ejemplo, la cantidad diaria recomendada de vitamina C es de unos 60mg, pues bien, esta no sería más que la cantidad mínima que debemos consumir diariamente de esta vitamina si no queremos caer enfermos de escorbuto.

Si calculásemos nuestra ingesta diaria de vitaminas y minerales sin el uso de suplementos nutricionales, probablemente no obtendríamos el 100% de la mayoría de estas vitaminas y minerales, y teniendo en cuenta que si somos físicamente activos tenemos unas necesidades muchísimo mayores, la cosa no pinta bien, ¿no es así? 

Por si no lo crees, hay numerosos estudios al respecto. Por ejemplo en cuanto al magnesio, la mayoría de la población no llega a consumir el 80% de la RDA [2]; La deficiencia de vitamina D es a día de hoy una pandemia a nivel mundial, favoreciendo la aparición de numerosos tipos de cáncer, enfermedades autoinmunes, etcétera… [3]
 
Por otra parte tenemos que los antioxidantes como la vitamina E, vitamina A, vitamina C… son esenciales a la hora de proteger al organismo contra el estrés oxidativo. En numerosos ensayos, se ha demostrado la relación entre los niveles de antioxidantes en plasma y la longevidad de los individuos [4], además de que la suplementación con antioxidantes ayuda a reducir la incidencia de una gran cantidad de cánceres, especialmente el de próstata [5-6]

Es por ello que si deseas mantener un estado óptimo de salud, aunque creas que no lo necesites, sería recomendable que incluyeras un multivitamínico como parte de tu suplementación diaria.

¿Qué multivitamínico comprar?

A la hora de comprar un multivitamínico te recomendamos tener en cuenta los siguientes consejos:

  • En primer lugar, es preferible que sea un comprimido encapsulado en lugar de una pastilla comprimida e intenta evitar a toda costa los multivitamínicos líquidos.
  • Si eres hombre, intenta adquirir uno sin hierro a no ser que sigas una dieta vegetariana o vegana.
  • La fuente de vitamina A a ser posible debe de ser beta-caróteno, evita los retinoles y el ácido retinoico.
  • Como fuente de vitamina B12, intenta que sea metilcobalamina en lugar de cyanocobalamina.
  • La vitamina D debe de ser colecalciferol (D3) y no ergocalciferol (D2).
  • Intenta evitar las fuentes de vitamina E que empiecen por “dl”, es recomendable que provengan de una mezcla de diferentes tocoferoles y/o tocotrienoles.
  • Generalmente aquellos multivitamínicos que contengan óxido de magnesio suelen traer fuentes o principios activos de mala calidad (no siempre), es por ello que si es posible, intenta obtener uno que contenga citrato, aspartato, malato o bisglicinato de magnesio, las cuales son formas con mejores tasas de absorción.
  • Si contiene CoQ10, es signo de que es un multivitamínico de calidad media; los multivitamínicos baratos y de mala calidad nunca la incluyen.
  • Intenta que la dosis sea de varios comprimidos cada día y no de uno solo.

¿Cómo debo tomar un multivitamínico?

Un multivitamínico debe tomarse con las comidas y nunca en ayunas, a ser posible dividido en varias tomas durante un mismo día.

No hace falta realizar periodos de descanso de este suplemento alimenticio y las sobredosis de vitaminas no constituyen ningún problema de salud ni a corto ni a largo plazo.


[2] https://www.researchgate.net/profile/Hank_Lukaski/publication 47747018_Prevention_and_treatment_of_magnesium_deficiency_in_athletes/links
/00b7d521f440390621000000.pdf