El NAC y sus beneficios

·

La N-acetilcisteina es un derivado de aminoácido que se lleva usando desde hace mucho tiempo clínicamente,como tratamiento para la intoxicación por sobredosis de paracetamol, como mucolítico y para reforzar las defensas del organismo, para reducir el colesterol, contra la fibrosis cística, contra el envenenamiento por metales pesados, en el choque séptico, para contrarrestar la toxicidad hepática...




La N–acetilcisteína (NAC) a diferencia de muchas vitaminas y minerales, no es el típico antioxidante normal y corriente, ya que este nos proporciona sus beneficios antioxidantes directamente dentro de las células musculares, que es donde más lo necesitan los culturistas.

No sólo ayuda eliminar directamente los radicales libres que causan daño muscular, sino que también aumenta los niveles de uno de los antioxidantes más importante del cuerpo: el glutatión. Toda esta protección es importante para mantener bajo control el daño muscular durante el entrenamiento con pesas.

El NAC puede mejorar la recuperación muscular, disminuyendo la ruptura de las membranas musculares y otros componentes importantes de las células musculares. En cuanto a cómo nos ayuda a reducir la fatiga primero debemos decir que la acumulación de ácido láctico solía ser considerada la principal culpable de la fatiga después del ejercicio.

Una nueva investigación sugiere que el ácido láctico puede ayudar a los músculos a mantener la fuerza y la resistencia. Ahora la ciencia está centrando más la atención en los desequilibrios del sodio y del potasio en el tejido muscular, siendo estos los principales factores en la fatiga muscular después del ejercicio.

Cuando los músculos reciben señales nerviosas para que se contraigan, se moviliza el sodio dentro de la célula muscular mientras que el potasio fluye hacia el exterior. Al completar más repeticiones y series durante el entrenamiento, los niveles de sodio se acumulan dentro de las células musculares, mientras que los niveles de potasio se ven negativamente afectados. 

Para evitar este problema, las células musculares tienen bombas de sodio/potasio para mover el sodio hacia fuera traer de vuelta ese potasio, pero durante el ejercicio intenso, los radicales libres alteran estas bombas, haciendo que se sientan abrumadas e incapaces de mantener el ritmo. Esto conduce a una disminución de la fuerza muscular y la resistencia del músculo, y por ende, la fatiga aparece.

La ciencia nos dice que el NAC ayuda a reducir los radicales libres, produciendo así un aumento de la actividad de la bomba de sodio/potasio durante el ejercicio, lo que permite aumentar la fuerza y resistencia muscular manteniendo la fatiga a ralla. Aproximadamente, ayuda a aumentar nuestra fuerza en un 30% cuando lo tomamos durante un periodo de tiempo de más de 3 semanas, apareciendo todos sus efectos beneficiosos en torno a esta marca, pero tiene otro efecto bastante interesante, y es que ayuda a reducir la pérdida de masa muscular tantos en periodos de inactividad física (como por ejemplo durante una lesión) como en dietas hipocalóricas. Y por último me gustaría recalcar aunque no sea para reducir la fatiga, es que el NAC ayuda a reducir la grasa corporal gracias a una mejora de los niveles de óxido nítrico.

Uso terapéutico

  • Tratamiento de los problemas respiratorios asociados a las bronquitis aguda y
    crónica que cursan con producción excesiva de mucosidad.
  • Es un potente antioxidante, actúa como hepatoprotector. Ayuda a desintoxicar y a eliminar metales pesados en riñón e hígado.
  • Existen evidencias de que la NAC tiene propiedades anti-apóptosis(muerte
    celular autoprogramada).


Función del glutatión

(El principal beneficio del NAC es elevar los niveles de glutatión)
  • Es el mayor antioxidante endógeno producido por las células, participando directamente en la neutralización de radicales libres y compuestos de oxígeno reactivo, así como el mantenimiento de los antioxidantes exógenos, como las vitaminas C y E en sus formas reducidas (activas).
  • A través de la conjugación directa, desintoxica muchos xenobióticos (compuestos extraños) y los agentes carcinógenos, tanto orgánicos como inorgánicos.
  • Es esencial en el sistema inmunológico para ejercer todo su potencial, por ejemplo, la modulación de la presentación de antígenos a los linfocitos, lo que influye en la producción de citoquinas y el tipo de respuesta (celular o humoral) que se desarrolla, aumentar la proliferación de los linfocitos, lo que aumenta la magnitud de la respuesta, aumentar la actividad de eliminación de las células T citotóxicas y las células NK, y la regulación de la apoptosis, manteniendo así el control de la respuesta inmune.
  • Desempeña un papel fundamental en numerosas reacciones metabólicas y bioquímicas como la síntesis y reparación del ADN, la síntesis de proteínas, la síntesis de prostaglandinas, el transporte de aminoácidos y la activación de la enzima. Por lo tanto, todos los sistemas del cuerpo pueden ser afectados por el estado del sistema de glutatión, especialmente el sistema inmunitario, el sistema nervioso, el sistema gastrointestinal y los pulmones.1. La N-acetil cisteína, se usa por vía endovenosa lenta en el tratamiento de la sobredosis e intoxicación por acetaminofen (paracetamol).
  • Mientras que el glutatión oral no es perfectamente biodisponible. La adición de vit C+E puede incluso aumentar el stress oxidativo, es decir el glutatión oral no es efectivo, pero el NAC si para aumentarlo.

Beneficios del NAC para el culturista

  • Eficacia en la capacidad de regenerar los depósitos hepáticos del antioxidante Glutation. La L-cisteina es el mayor precursor de Glutatión en el hígado. La función más importante del glutation es la de mantener el potencial redox del hígado. Un estado redox normal es de vital importancia en la función hepática.
  • A mayor intensidad de entreno, menor cantidad de glutatión. Se reducen las defensas contra la peroxidación lipídica (destrucción de membranas celulares). 
  • MDA (subproduto de la peroxidación lipídica) aumenta de forma transitoria en ejercicios de fuerza, por lo tanto el NAC aumenta el glutatión disponible y atenúa el cansancio. 
  • NAC evita apóptosis de los linfocitos, provocada por ejercicio. 
  • El stress oxidativo y la aparición de radicales libre es una consecuencia directa del ejercicio físico, pero los mecanismos no se conocen bien aún. 
  • Muchos atletas aseguran que cuando incorporan la NAC a sus regímenes alimenticios se recuperan antes, se cansan menos y sobre todo elevan sus niveles de defensas contra episodios infecciosos, que suelen ser un síntoma de una bajada de las mismas derivado del sobreentrenamiento.
  • Se especula con la posibilidad de que la NAC controle asimismo la secreción de cortisol y la mantenga dentro de unos parámetros normales, evitando que se produzca un pico elevado y el consabido catabolismo.


Modo de empleo


La dosis habitual son 600 mg. una vez al día, alejado del entrenamiento, por ejemplo en el desayuno, no es conveniente tomarlo justo después de entrenar ya que la suplementación post-entrenamiento utilizando N-acetilcisteína puede debilitar las reacciones inflamatorias iniciadas por las células musculares dañadas. Así que tanto el NAC como cualquier otro antioxidante y
mientras los científicos no se pongan de acuerdo, es mejor no tomarlo ni en pre ni post entreno.


Estudios


Los investigadores del Department of Chemistry and Biochemistry, Sao Paulo State University, alimentaron a un grupo de ratas con una dieta rica en azúcares induciendo una hiperglicemia y dislipidemia produciendo estrés oxidativo. Después de 30 dias, las ratas presentaban aumento de la circunferencia abdominal, aumento de triglicéridos hepáticos, hiperglicemia y dislipidemia. El grupo en el que se administró el NAC, aumentó el glutatión peroxidasa y normalizó los niveles de glutatión y superóxido dismutasa. Disminuyó la glucosa, triglicéridos, colesterol VLDL, y presentó mejor ratio HDL/LDL entre otros parámetros. Redujo la ganancia de peso y disminuyó los niveles lipídicos del hígado.

Los AOPPS son los marcadores daño oxidativo mediados por radicales libres. Los científicos del Department of Internal Medicine, Sternberk Hospital, Czech Republic examinaron a 14 personas con factores de riesgo cardiovasculares, siendo el primer estudio in vivo de los efectos antioxidantes del NAC. Se les administró la dosis habitual 600mg/dia durante 20 dias. Encontraron una marcada disminución de los AOPPS, aunque a diferencia del estudio con ratas, no se encontró ningún otro parámetro destacable a nivel lipídico o glicémico.

Un estudio llevado a cabo en Holanda, puso de manifiesto que la administración de 600 miligramos de NAC al día eran completamente seguros y ofrecían quimioprevención contra el cáncer de pulmón, debido a su habilidad para aumentar el glutatión, su capacidad antioxidante, para reparar el ADN y otras propiedades.

Investigadores alemanes dieron a 17 pacientes no fumadores que padecían inflamación severa de pulmón, 600 miligramos de NAC tres veces al día, durante cinco. Tras ese corto periodo se pudo constatar una elevación significativa de los niveles de glutatión en los fluidos bronquiales, lo que les llevó a concluir que la suplementación con NAC puede aumentar la protección antioxidante para los pacientes con fibrosis pulmonar.

De acuerdo a los investigadores de la universidad de Génova, Italia, la NAC ha demostrado efectos protectores sobre el cáncer en una gran variedad de experimentos. Éstos descubrieron que esta sustancia tiene grandes propiedades antioxidantes y puede degradar ciertos compuestos cancerígenos, inhibir productos causantes de cáncer y mejorar las concentraciones de tiol en la bacteria intestinal.

Asimismo, se ha podido constatar que cuando se utilizan las cantidades correctas de NAC se reduce la excreción urinaria de agentes mutágenos en los fumadores.

Hay muchos más estudios realizados y que han demostrado los beneficios de la incorporación a la dieta de un suplemento de NAC ante problemas hepáticos, para bajar los niveles de colesterol, o para reducir la mucosidad pulmonar, pero si mencionaré de pasada que puesto que la NAC puede estimular la producción de glutation, el antioxidante más fuerte del que dispone el cuerpo, los científicos sugieren que es posible que con su administración en las primeras etapas de infección, el portador del virus de inmunodeficiencia adquirida, VIH, o sea del SIDA, podría evitar el avance de la enfermedad y que acabase desarrollando la enfermedad. Un equipo de investigadores de Alemania afirma que puesto que el 90% de estos pacientes se cogen en las primeras etapas, el tratamiento con NAC es seguro y muy barato y debería estar aceptado como terapia en la lucha contra el SIDA.


Conclusión


La ciencia avanza y un sector imparable de ésta lo constituye la aparición de los nutricéuticos, que son sustancias a las que se les ha podido comprobar sus efectos beneficiosos sobre numerosos parámetros biológicos.

Pues bien, la N-acetilcisteina es un suplemento con numerosas propiedades comprobadas en múltiples estudios, de las cuales algunas pueden ser interesantes para los practicantes de fitness y de culturismo.
En concreto, éstos deportistas la usan fundamentalmente en periodos de entrenamiento de alta intensidad, para poner freno a la subida de radicales libres que se experimenta en tales circunstancias y los altos niveles de oxidación celular.