Consejos nutricionales para personas que no consiguen subir de peso

·

Es bastante común ver a personas personas que plantean la siguiente cuestión: Como mucho y no consigo subir de peso haga lo que haga, ¿qué puedo hacer?



La respuesta más común suele ser, calcula tus necesidades de calorías y macronutrientes y crea un superávit, verás como así subes de peso, pero… ¿y si dicha persona ya tiene todo esto controlado y aun comiendo digamos, 6000kcal para 75kg le cuesta subir de peso? La cosa se complica un poco, ¿no es así?

La importancia de la flora intestinal

El problema de estas personas no es que sean hipertiroideas ni mucho menos, si es que tengo clientes con más de 80mcg de T3 legítima que no consiguen bajar de peso debido a los atracones diarios que se meten, y ten en cuenta que con unos 50mcg de T3 diarios, nos colocamos justo en el límite superior de los niveles normales de T3 en suero.

El problema de estas personas no es otro más que una flora intestinal pobre más una mala selección de alimentos, lo cual contribuye a una mala absorción general de nutrientes y por lo tanto, por mucho que coman, absorberán muy pocas calorías, estas personas suelen ir al baño unas 3 o más veces diarias.
La solución pasa por varios puntos:

  • Eliminar o limitar drásticamente el consumo de bebidas edulcoradas y edulcorantes en general.
  • Reducir en consumo de fibra hasta los 15gr diarios aproximadamente, un exceso de consumo de fibra creará una resistencia a la serotonina a nivel intestinal, esto se verá reflejado en heces con menos consistencia, mayor frecuencia de deposiciones, hinchazón abdominal, gases…
  • Incluir un probiótico de calidad todos los días por la mañana en ayunas, intenta que contenga la mayor cantidad de cepas de bacterias vivas posible en lugar de fijarte en la cantidad total neta, además, es preferible que venga en formato de polvo encapsulado.
  • Eliminar irritantes intestinales tales como la lactosa y el gluten.
  • Incluir en la dieta el consumo de 1 o 2 yogures con bífidus activo cada día.
  • Que toda la comida de tu dieta, exceptuando la nutrición peri-entrenamiento, provenga de fuentes sólidas y poco procesadas de alimentos; Prioriza la carne de pollo o ternera sobre el jamón cocido, choped, pechuga de pavo en lonchas, etcétera.
Posiblemente con estos simples consejos, conseguirás solventar tu problema y por lo tanto, tendrás una fase de volumen satisfactoria.