Fármacos de fácil acceso para uso culturista

·

Antes de nada me gustaría aclarar un par de cosas, con uso culturista me refiero simplemente orientado o a la reducción de masa grasa o al incremento de la masa muscular magra, no a una mejora del rendimiento, que también se pueden utilizar orientado a ello, pero no es el objetivo de este artículo.

Lo segundo es que simplemente trataré también alguno de los efectos secundarios que pueden causar, pero me centraré principalmente en los efectos beneficiosos, el que esté más interesado en los efectos secundarios, que se lea el prospecto que seguro lo explica mejor que yo.
Lo tercero es que mucha de la información que daré está basada simplemente en el ensayo-error, básicamente probando, experimentando y sacando alguna que otra analítica y prueba de glucosa en algunos casos.

Metformina

Es una biguanida, un fármaco antidiabético oral el cual como su propia descripción nos indica, se usa en el tratamiento farmacológico de la diabetes y es muy famoso en Europa. Al contrario que con las sulfonilurea, no provoca hipoglucemias.

Su principal mecanismo de acción es mediante una reducción de la gluconeogénesis y la glucogenolisis hepática, reducción de la absorción de glucosa en el intestino e incremento de la sensibilidad a la insulina.

Cuando se usa por lo general en dosis superiores a los ~1200mg, suele provocar molestias gastrointestinales y no se recomienda exceder los ~2000mg diarios.

Este fármaco nos ofrece un gran control sobre los niveles de glucosa durante un periodo aproximado de 6 horas, por lo que es muy buena idea para utilizarlo en una carga de carbohidratos o junto con un buen pre-entreno alto en carbohidratos. También se puede utilizar en ayunas a bajas dosis (~200mg) junto con el típico stack Yohimbina-cafeína, mejorando así su eficiencia.

También nos ofrece una mejora sobre nuestros niveles de colesterol y triglicérido, un pero que tiene es que debido a la mejora de la sensibilidad a la insulina (y por ende una disminución de la producción de insulina), aumenta los niveles de SHBG, pero tampoco es algo para llorar, también reduce la absorción de vitamina B12, pero más de lo mismo.

La dosis en las que la suelo usar conmigo y mis clientes es de 450mg x 3 veces al día en periodos de pérdida de grasa, básicamente una en el desayuno, otra en el almuerzo y otra en la cena, coincidiendo una de las tomas con la comida pre-entrenamiento. En periodos de aumento de masa muscular la limito a una dosis en la mañana con el desayuno y otra en la comida pre-entrenamiento.

En caso de utilizar protocolos de cardio en ayunas, la dosis del desayuno se pasa a tomar en ayunas antes del cardio, con todo lo demás. Se puede utilizar en conjunción con insulina exógena para mejorar su eficiencia y así poder utilizar menos UI de insulina.

T4

De mis favoritos, es una hormona tiroidea, la "pro-hormona" de la T3, la cual se convierte en esta mediante la interación con la enzima deiodinasa (pero bueno, a quien le importa esto).

Como podrás imaginar, el consumo de esta incrementa la concentración en plasma de T3 y por ende incrementa el metabolismo basal (y todas las reacciones bioquímicas que ocurren en las células), también incrementa por ende el ritmo cardíaco, la temperatura corporal, etc... Se dice que tiene un ratio de conversión 4:1, pero ni en broma es así, el ratio es muchísisisismo menor, y cualquiera que haya usado T4 y T3 exógenas podrá comprobar la diferencia entre ellas.

Al contrario que con la T3, es mucho más segura de usar, no hay tanto riesgo de pasarse y "llevarse" por delante la masa muscular, no provoca retención de líquidos, si no se usan dosis muy grandes da un aspecto de piel fina, no nos deja vacíos de glucógeno, etc... El uso de ambas incrementa los niveles de SHBG.

Cuando la usamos en fases de aumento de masa muscular a bajas dosis, 50-150mcg, nos asegura unas ganancias mucho más limpias (seguro que tenéis a alguno de esos amigos que comen lo que quieren y no ponen un gramo de grasa) y un mejor estado de ánimo y bienestar.

En fases de pérdida de grasa, se usan dosis más altas, 200 a 300mcg sin el uso de AAS, hasta 400-500 mcg con uso de fármacos para evitar el catabolismo muscular, más no recomiendo y he llegado a usar en mi mismo hasta 1000mcg diarios, y no hay diferencia alguna entre usar eso y 500mcg. Si tenéis una fuente para conseguir T3, mejor T3 para perder grasa, 75mcg se notan más que 800mcg de T4, aunque mejor combinarlas, estilo 50mcg de T3 y 100mcg de T4.

También se puede usar en bajas dosis para controlar la subida de la prolactina cuando se usan AAS estilo trembolona o nandrolona. También si se toma por la noche antes de ir a dormir (en lugar de en ayunas por la mañana), regula mejor los niveles de TSH y se consiguen además concentraciones más altas de la hormona en sangre, tanto de T4 como de T3.

Próximamente la parte 2, patrocinada por GlaxoSmithKline y SIGMA-TAU.