Lesiones de rodilla y tobillo.

·


La rodilla es una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano. En realidad está formada por dos articulaciones: la femorotibial (correspondiente a la conexión del hueso fémur y la tibia) y la femororrotuliana (correspondiente a la conexión entre el hueso fémur y rótula). La primera articulación nombrada es la más estable que la segunda, por lo tanto, la articulación femotibial suele lesionarse ante fuerzas externas muy potentes, en cambio la femororotuliana que es menos estable, suele lesionarse con mayor facilidad. Otro factor a consideración, es que esta articulación suele funcionar de una forma diferente dependiendo de la anatomía de la persona.


TIPOS DE LESIONES:

1) Lesión de meniscos: los meniscos son unos cartílagos que se encuentran en el interior de la articulación de la rodilla y se ubican entre el fémur y la tibia. Sirven para darle más coherencia a la cara superior de la tibia que es bastante plana y además funciona como un verdadero amortiguador. La forma más usual de lesionarse es por torsión o giro de la rodilla. Hay que tener en cuenta la edad de la persona, ya que a mayor edad, mayor es la debilidad de la estructura. El síntoma más frecuente es el dolor y este puede ser difuso, especialmente cuando existe una significativa inflamación de la rodilla. Este dolor puede percibirse en la línea articular (donde se sitúa el menisco).  Si la parte dañada es lo bastante grande, se puede producir un bloqueo: esto es la incapacidad de extender o flectar la rodilla por completo. El bloqueo ocurre cuando el fragmento roto del menisco resulta atrapado dentro del mecanismo de bisagra de la rodilla,  impidiendo la extensión o flexión total de ésta. Las lesiones son más frecuentes en personas que hacen actividad física en forma ocasional y con muy baja preparación física. Sin embargo, resultará fundamental realizar un trabajo específico del deporte que la persona practica, es decir, un trabajo en cancha.

 

Lesión de meniscos
Esta lesión es lo más común que hay en rodilla.

2) Rotura de ligamentos: La estabilidad de la rodilla está mantenida por elementos anatómicos pasivos, entre los cuales se encuentran los ligamentos, cuya lesión dará signos de laxitud en distintos planos y consecuentemente inestabilidad articular, y por otra parte elementos anatómicos activos representados fundamentalmente por los músculos.

Se lesionan principalmente los siguientes ligamentos:

  • Ligamento cruzado anterior: que está en la parte media de la rodilla. Impide que la tibia se deslice hacia afuera frente al fémur. Se puede lesionar al extiender excesivamente la articulación de la rodilla o hacer una parada rápida y cambia de dirección al correr, aterrizando de un salto o volteando.
  • Ligamento colateral interno: Es un ligamento que va desde superficie superior interna de la parte superior de la tibia al fémur y mantiene la estabilidad en la parte interna de la rodilla. Se puede lesionar por un giro del cuerpo con el pie fijo en el suelo  y por golpes en la parte de fuera de la rodilla.
  • Ligamento colateral externo: es un ligamento que va desde  la parte superior de la tibia (el hueso que se encuentra en la parte externa y baja de la pierna) hasta la parte de afuera de la sección inferior del fémur. Generalmente se lesiona por presión o por una lesión que empuja la articulación de la rodilla desde el interior, lo cual ocasiona tensión sobre su parte externa.
Estas lesiones se pueden prevenir evitando el exceso de sobre carga en las rodillas, manteniendo buenas posturas y prestándole atención a los dolores que se puedan producir sobre la zona.


Técnica apropiada para la sentadilla


Si no conoces la técnica apropiada para la sentadilla, es mejor que no pienses en cargar la barra. La sobrecarga en aquel ejercicio, sumado a una mala postura de columna o de piernas, es un verdadero suicido.

Por otra parte, el tobillo es una articulación que lleva toda la carga del cuerpo. La forma de la articulación (la tibio peronea ) se parece a una llave inglesa. Las patas de la llave inglesa vendrían siendo la tibia y el peroné. Ahora imagínensela alrededor de una tuerca. Esta vendría siendo el hueso astrágalo. Eso hace que la articulación sea estable, pero cuidado, también es una de las que más se lesiona:

Esguince de tobillo: es el resultado del desplazamiento hacia dentro o hacia fuera del pie (más común hacia adentro), distendiendo o rompiendo los ligamentos de la cara interna o externa del tobillo. El dolor de un esguince de tobillo es intenso y con frecuencia impide que el individuo pueda trabajar o practicar su deporte durante un periodo variable de tiempo.
Las lesiones de tobillo generalmente se producen en todo tipo de personas. Si usted comenzará a realizar actividad física, fíjese bien en el tipo de calzado que utiliza, no correr en superficies irregulares, y si ha tenido anteriormente esguinces, realizar una correcta rehabilitación de la lesión. Recordemos que existe mayor facilidad que una persona hiperlaxa se lesione de esta forma.


Zapatillas de caña alta

Las zapatillas de caña alta son una buena opción para aquellos que tienden a esguinzarse los tobillos; estas dan mayor estabilidad y restan el riesgo de lesionarse.

Por Paula Pardo
Kinesióloga
Licenciada en rehabilitación
Masoterapeuta


Fuentes
- http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001074.htm
- http://www.meds.cl/lesiones-y-enfermedades/articulo/meniscopatia
- http://escuela.med.puc.cl/publ/OrtopediaTraumatologia/Trau_Secc01/Trau_Sec01_42.html


Las lesiones de tobillo generalmente se producen en todo tipo de personas. Si usted comenzará a realizar actividad física, fíjese bien en el tipo de calzado que utiliza, no correr en superficies irregulares, y si ha tenido anteriormente esguinces, realizar una correcta rehabilitación de la lesión. Recordemos que existe mayor facilidad que una persona hiperlaxa se lesione de esta forma. - See more at: http://www.culturismo.cl/2012/09/18/lesiones-de-rodilla-y-tobillo/#sthash.zJDZXiAE.dpuf
Lesiones de rodilla y tobillo.
lesiones de rodilla y tobillo

Lesiones de rodilla y tobillo.

La rodilla es una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano. En realidad está formada por dos articulaciones: la femorotibial (correspondiente a la conexión del hueso fémur y la tibia) y la femororrotuliana (correspondiente a la conexión entre el hueso fémur y rótula). La primera articulación nombrada es la más estable que la segunda, por lo tanto, la articulación femotibial suele lesionarse ante fuerzas externas muy potentes, en cambio la femororotuliana que es menos estable, suele lesionarse con mayor facilidad. Otro factor a consideración, es que esta articulación suele funcionar de una forma diferente dependiendo de la anatomía de la persona.
TIPOS DE LESIONES:
1) Lesión de meniscos: los meniscos son unos cartílagos que se encuentran en el interior de la articulación de la rodilla y se ubican entre el fémur y la tibia. Sirven para darle más coherencia a la cara superior de la tibia que es bastante plana y además funciona como un verdadero amortiguador. La forma más usual de lesionarse es por torsión o giro de la rodilla. Hay que tener en cuenta la edad de la persona, ya que a mayor edad, mayor es la debilidad de la estructura. El síntoma más frecuente es el dolor y este puede ser difuso, especialmente cuando existe una significativa inflamación de la rodilla. Este dolor puede percibirse en la línea articular (donde se sitúa el menisco).  Si la parte dañada es lo bastante grande, se puede producir un bloqueo: esto es la incapacidad de extender o flectar la rodilla por completo. El bloqueo ocurre cuando el fragmento roto del menisco resulta atrapado dentro del mecanismo de bisagra de la rodilla,  impidiendo la extensión o flexión total de ésta. Las lesiones son más frecuentes en personas que hacen actividad física en forma ocasional y con muy baja preparación física. Sin embargo, resultará fundamental realizar un trabajo específico del deporte que la persona practica, es decir, un trabajo en cancha.
Lesión de meniscos
Esta lesión es lo más común que hay en rodilla.
2) Rotura de ligamentos: La estabilidad de la rodilla está mantenida por elementos anatómicos pasivos, entre los cuales se encuentran los ligamentos, cuya lesión dará signos de laxitud en distintos planos y consecuentemente inestabilidad articular, y por otra parte elementos anatómicos activos representados fundamentalmente por los músculos.
Se lesionan principalmente los siguientes ligamentos:
Ligamento cruzado anterior: que está en la parte media de la rodilla. Impide que la tibia se deslice hacia afuera frente al fémur. Se puede lesionar al extiender excesivamente la articulación de la rodilla o hacer una parada rápida y cambia de dirección al correr, aterrizando de un salto o volteando.
Ligamento colateral interno: Es un ligamento que va desde superficie superior interna de la parte superior de la tibia al fémur y mantiene la estabilidad en la parte interna de la rodilla. Se puede lesionar por un giro del cuerpo con el pie fijo en el suelo  y por golpes en la parte de fuera de la rodilla.
Ligamento colateral externo: es un ligamento que va desde  la parte superior de la tibia (el hueso que se encuentra en la parte externa y baja de la pierna) hasta la parte de afuera de la sección inferior del fémur. Generalmente se lesiona por presión o por una lesión que empuja la articulación de la rodilla desde el interior, lo cual ocasiona tensión sobre su parte externa.
Estas lesiones se pueden prevenir evitando el exceso de sobre carga en las rodillas, manteniendo buenas posturas y prestándole atención a los dolores que se puedan producir sobre la zona.
Técnica apropiada para la sentadilla
Si no conoces la técnica apropiada para la sentadilla, es mejor que no pienses en cargar la barra. La sobrecarga en aquel ejercicio, sumado a una mala postura de columna o de piernas, es un verdadero suicido.
Por otra parte, el tobillo es una articulación que lleva toda la carga del cuerpo. La forma de la articulación (la tibio peronea ) se parece a una llave inglesa. Las patas de la llave inglesa vendrían siendo la tibia y el peroné. Ahora imagínensela alrededor de una tuerca. Esta vendría siendo el hueso astrágalo. Eso hace que la articulación sea estable, pero cuidado, también es una de las que más se lesiona:
Esguince de tobillo: es el resultado del desplazamiento hacia dentro o hacia fuera del pie (más común hacia adentro), distendiendo o rompiendo los ligamentos de la cara interna o externa del tobillo. El dolor de un esguince de tobillo es intenso y con frecuencia impide que el individuo pueda trabajar o practicar su deporte durante un periodo variable de tiempo.
Las lesiones de tobillo generalmente se producen en todo tipo de personas. Si usted comenzará a realizar actividad física, fíjese bien en el tipo de calzado que utiliza, no correr en superficies irregulares, y si ha tenido anteriormente esguinces, realizar una correcta rehabilitación de la lesión. Recordemos que existe mayor facilidad que una persona hiperlaxa se lesione de esta forma.

Zapatillas de caña alta
Las zapatillas de caña alta son una buena opción para aquellos que tienden a esguinzarse los tobillos; estas dan mayor estabilidad y restan el riesgo de lesionarse.
Por Paula Pardo
Kinesióloga
Licenciada en rehabilitación
Masoterapeuta

Fuentes
- http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001074.htm

- http://www.meds.cl/lesiones-y-enfermedades/articulo/meniscopatia

- http://escuela.med.puc.cl/publ/OrtopediaTraumatologia/Trau_Secc01/Trau_Sec01_42.html
- See more at: http://www.culturismo.cl/2012/09/18/lesiones-de-rodilla-y-tobillo/#sthash.zJDZXiAE.dpuf
Lesiones de rodilla y tobillo.
lesiones de rodilla y tobillo

Lesiones de rodilla y tobillo.

La rodilla es una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano. En realidad está formada por dos articulaciones: la femorotibial (correspondiente a la conexión del hueso fémur y la tibia) y la femororrotuliana (correspondiente a la conexión entre el hueso fémur y rótula). La primera articulación nombrada es la más estable que la segunda, por lo tanto, la articulación femotibial suele lesionarse ante fuerzas externas muy potentes, en cambio la femororotuliana que es menos estable, suele lesionarse con mayor facilidad. Otro factor a consideración, es que esta articulación suele funcionar de una forma diferente dependiendo de la anatomía de la persona.
TIPOS DE LESIONES:
1) Lesión de meniscos: los meniscos son unos cartílagos que se encuentran en el interior de la articulación de la rodilla y se ubican entre el fémur y la tibia. Sirven para darle más coherencia a la cara superior de la tibia que es bastante plana y además funciona como un verdadero amortiguador. La forma más usual de lesionarse es por torsión o giro de la rodilla. Hay que tener en cuenta la edad de la persona, ya que a mayor edad, mayor es la debilidad de la estructura. El síntoma más frecuente es el dolor y este puede ser difuso, especialmente cuando existe una significativa inflamación de la rodilla. Este dolor puede percibirse en la línea articular (donde se sitúa el menisco).  Si la parte dañada es lo bastante grande, se puede producir un bloqueo: esto es la incapacidad de extender o flectar la rodilla por completo. El bloqueo ocurre cuando el fragmento roto del menisco resulta atrapado dentro del mecanismo de bisagra de la rodilla,  impidiendo la extensión o flexión total de ésta. Las lesiones son más frecuentes en personas que hacen actividad física en forma ocasional y con muy baja preparación física. Sin embargo, resultará fundamental realizar un trabajo específico del deporte que la persona practica, es decir, un trabajo en cancha.
Lesión de meniscos
Esta lesión es lo más común que hay en rodilla.
2) Rotura de ligamentos: La estabilidad de la rodilla está mantenida por elementos anatómicos pasivos, entre los cuales se encuentran los ligamentos, cuya lesión dará signos de laxitud en distintos planos y consecuentemente inestabilidad articular, y por otra parte elementos anatómicos activos representados fundamentalmente por los músculos.
Se lesionan principalmente los siguientes ligamentos:
Ligamento cruzado anterior: que está en la parte media de la rodilla. Impide que la tibia se deslice hacia afuera frente al fémur. Se puede lesionar al extiender excesivamente la articulación de la rodilla o hacer una parada rápida y cambia de dirección al correr, aterrizando de un salto o volteando.
Ligamento colateral interno: Es un ligamento que va desde superficie superior interna de la parte superior de la tibia al fémur y mantiene la estabilidad en la parte interna de la rodilla. Se puede lesionar por un giro del cuerpo con el pie fijo en el suelo  y por golpes en la parte de fuera de la rodilla.
Ligamento colateral externo: es un ligamento que va desde  la parte superior de la tibia (el hueso que se encuentra en la parte externa y baja de la pierna) hasta la parte de afuera de la sección inferior del fémur. Generalmente se lesiona por presión o por una lesión que empuja la articulación de la rodilla desde el interior, lo cual ocasiona tensión sobre su parte externa.
Estas lesiones se pueden prevenir evitando el exceso de sobre carga en las rodillas, manteniendo buenas posturas y prestándole atención a los dolores que se puedan producir sobre la zona.
Técnica apropiada para la sentadilla
Si no conoces la técnica apropiada para la sentadilla, es mejor que no pienses en cargar la barra. La sobrecarga en aquel ejercicio, sumado a una mala postura de columna o de piernas, es un verdadero suicido.
Por otra parte, el tobillo es una articulación que lleva toda la carga del cuerpo. La forma de la articulación (la tibio peronea ) se parece a una llave inglesa. Las patas de la llave inglesa vendrían siendo la tibia y el peroné. Ahora imagínensela alrededor de una tuerca. Esta vendría siendo el hueso astrágalo. Eso hace que la articulación sea estable, pero cuidado, también es una de las que más se lesiona:
Esguince de tobillo: es el resultado del desplazamiento hacia dentro o hacia fuera del pie (más común hacia adentro), distendiendo o rompiendo los ligamentos de la cara interna o externa del tobillo. El dolor de un esguince de tobillo es intenso y con frecuencia impide que el individuo pueda trabajar o practicar su deporte durante un periodo variable de tiempo.
Las lesiones de tobillo generalmente se producen en todo tipo de personas. Si usted comenzará a realizar actividad física, fíjese bien en el tipo de calzado que utiliza, no correr en superficies irregulares, y si ha tenido anteriormente esguinces, realizar una correcta rehabilitación de la lesión. Recordemos que existe mayor facilidad que una persona hiperlaxa se lesione de esta forma.

Zapatillas de caña alta
Las zapatillas de caña alta son una buena opción para aquellos que tienden a esguinzarse los tobillos; estas dan mayor estabilidad y restan el riesgo de lesionarse.
Por Paula Pardo
Kinesióloga
Licenciada en rehabilitación
Masoterapeuta

Fuentes
- http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001074.htm

- http://www.meds.cl/lesiones-y-enfermedades/articulo/meniscopatia

- http://escuela.med.puc.cl/publ/OrtopediaTraumatologia/Trau_Secc01/Trau_Sec01_42.html
- See more at: http://www.culturismo.cl/2012/09/18/lesiones-de-rodilla-y-tobillo/#sthash.zJDZXiAE.dpuf
Lesiones de rodilla y tobillo.
lesiones de rodilla y tobillo

Lesiones de rodilla y tobillo.

La rodilla es una de las articulaciones más complejas del cuerpo humano. En realidad está formada por dos articulaciones: la femorotibial (correspondiente a la conexión del hueso fémur y la tibia) y la femororrotuliana (correspondiente a la conexión entre el hueso fémur y rótula). La primera articulación nombrada es la más estable que la segunda, por lo tanto, la articulación femotibial suele lesionarse ante fuerzas externas muy potentes, en cambio la femororotuliana que es menos estable, suele lesionarse con mayor facilidad. Otro factor a consideración, es que esta articulación suele funcionar de una forma diferente dependiendo de la anatomía de la persona.
TIPOS DE LESIONES:
1) Lesión de meniscos: los meniscos son unos cartílagos que se encuentran en el interior de la articulación de la rodilla y se ubican entre el fémur y la tibia. Sirven para darle más coherencia a la cara superior de la tibia que es bastante plana y además funciona como un verdadero amortiguador. La forma más usual de lesionarse es por torsión o giro de la rodilla. Hay que tener en cuenta la edad de la persona, ya que a mayor edad, mayor es la debilidad de la estructura. El síntoma más frecuente es el dolor y este puede ser difuso, especialmente cuando existe una significativa inflamación de la rodilla. Este dolor puede percibirse en la línea articular (donde se sitúa el menisco).  Si la parte dañada es lo bastante grande, se puede producir un bloqueo: esto es la incapacidad de extender o flectar la rodilla por completo. El bloqueo ocurre cuando el fragmento roto del menisco resulta atrapado dentro del mecanismo de bisagra de la rodilla,  impidiendo la extensión o flexión total de ésta. Las lesiones son más frecuentes en personas que hacen actividad física en forma ocasional y con muy baja preparación física. Sin embargo, resultará fundamental realizar un trabajo específico del deporte que la persona practica, es decir, un trabajo en cancha.
Lesión de meniscos
Esta lesión es lo más común que hay en rodilla.
2) Rotura de ligamentos: La estabilidad de la rodilla está mantenida por elementos anatómicos pasivos, entre los cuales se encuentran los ligamentos, cuya lesión dará signos de laxitud en distintos planos y consecuentemente inestabilidad articular, y por otra parte elementos anatómicos activos representados fundamentalmente por los músculos.
Se lesionan principalmente los siguientes ligamentos:
Ligamento cruzado anterior: que está en la parte media de la rodilla. Impide que la tibia se deslice hacia afuera frente al fémur. Se puede lesionar al extiender excesivamente la articulación de la rodilla o hacer una parada rápida y cambia de dirección al correr, aterrizando de un salto o volteando.
Ligamento colateral interno: Es un ligamento que va desde superficie superior interna de la parte superior de la tibia al fémur y mantiene la estabilidad en la parte interna de la rodilla. Se puede lesionar por un giro del cuerpo con el pie fijo en el suelo  y por golpes en la parte de fuera de la rodilla.
Ligamento colateral externo: es un ligamento que va desde  la parte superior de la tibia (el hueso que se encuentra en la parte externa y baja de la pierna) hasta la parte de afuera de la sección inferior del fémur. Generalmente se lesiona por presión o por una lesión que empuja la articulación de la rodilla desde el interior, lo cual ocasiona tensión sobre su parte externa.
Estas lesiones se pueden prevenir evitando el exceso de sobre carga en las rodillas, manteniendo buenas posturas y prestándole atención a los dolores que se puedan producir sobre la zona.
Técnica apropiada para la sentadilla
Si no conoces la técnica apropiada para la sentadilla, es mejor que no pienses en cargar la barra. La sobrecarga en aquel ejercicio, sumado a una mala postura de columna o de piernas, es un verdadero suicido.
Por otra parte, el tobillo es una articulación que lleva toda la carga del cuerpo. La forma de la articulación (la tibio peronea ) se parece a una llave inglesa. Las patas de la llave inglesa vendrían siendo la tibia y el peroné. Ahora imagínensela alrededor de una tuerca. Esta vendría siendo el hueso astrágalo. Eso hace que la articulación sea estable, pero cuidado, también es una de las que más se lesiona:
Esguince de tobillo: es el resultado del desplazamiento hacia dentro o hacia fuera del pie (más común hacia adentro), distendiendo o rompiendo los ligamentos de la cara interna o externa del tobillo. El dolor de un esguince de tobillo es intenso y con frecuencia impide que el individuo pueda trabajar o practicar su deporte durante un periodo variable de tiempo.
Las lesiones de tobillo generalmente se producen en todo tipo de personas. Si usted comenzará a realizar actividad física, fíjese bien en el tipo de calzado que utiliza, no correr en superficies irregulares, y si ha tenido anteriormente esguinces, realizar una correcta rehabilitación de la lesión. Recordemos que existe mayor facilidad que una persona hiperlaxa se lesione de esta forma.

Zapatillas de caña alta
Las zapatillas de caña alta son una buena opción para aquellos que tienden a esguinzarse los tobillos; estas dan mayor estabilidad y restan el riesgo de lesionarse.
Por Paula Pardo
Kinesióloga
Licenciada en rehabilitación
Masoterapeuta

Fuentes
- http://www.nlm.nih.gov/medlineplus/spanish/ency/article/001074.htm

- http://www.meds.cl/lesiones-y-enfermedades/articulo/meniscopatia

- http://escuela.med.puc.cl/publ/OrtopediaTraumatologia/Trau_Secc01/Trau_Sec01_42.html
- See more at: http://www.culturismo.cl/2012/09/18/lesiones-de-rodilla-y-tobillo/#sthash.zJDZXiAE.dpuf