La importancia de la DHT en un ciclo de esteroides, primera parte

·

Cuando hablamos de soporte androgénico en un ciclo de esteroides, nos referimos a la utilización de compuestos similares a la DHT, o que se puedan convertir en esta mediante una ruta metabólica u otra para mantener un correcto estado anímico.

Cuando no añadimos dicho soporte androgénico, comenzarán los problemas de ánimo, tales como depresiones, las cuales en el PCT, con el uso del tan famoso clomifeno, que debido a que causa efectos secundarios a nivel psicológico por si mismo debido a la facilidad del isómero Zu para transpasar la barrera BBB (causa problemas a nivel progestagénico), pueden llevar a casos de suicido, los cuales aunque raros, existen.
Parte del trabajo que realizo de manera diaria se basa en asesorar a clientes en todos los aspectos, y otra, sin ánimo de lucro, en resolver dudas sobre ciertos temas, entre ellos el uso de esteroides. Parte de ellas son en el tema de mantener un correcto estado anímico durante y después de un ciclo de esteroides.

El soporte androgénico durante un ciclo de esteroides

Como sabréis el principal andrógeno del cuerpo, el cual es secretado en los testículo mediante la estimulación de las células de leydig vía LH, es la testosterona. Al contrario de la creencia popular, esta no interviene en la "señal androgénica". La que efectúa esta es la DHT, tanto a nivel del SNC, piel, músculo... La testosterona no es más que una prohormona de esta, la cual se transforma mediante la acción de la enzima 5-alfa-reductasa.

Esta enzima se encuentra en toda área del cuerpo la cual sea "andrógeno-dependiente", menos dentro del músculo esquelético. Esta transformación hormonal tiene numerosas funciones positivas. La DHT es un andrógeno que tiene una afinidad por los receptores de entre 3 a 5 veces mayor que la testosterona, y si la comparamos con la DHEA, otro andrógeno, la diferencia es totalmente increíble. 


Para que te hagas una idea, si tomásemos un inhibidor de la 5-AR, a medio-largo plazo tendríamos unos cambios desagradables (excepto que seamos mujeres o mujeres transexuales) tanto a nivel físico como psicológico, como aumento de la grasa corporal, pérdida de líbido, dificultad para tener erecciones, cansancio... De hecho, tenemos un ejemplo y es el pseudohermafroditismo masculino debido a la deficiencia congénita de esta enzima. 

Son casos raros, en los que se nace sin esta enzima y en la cual los varones tienen genitales ambiguos, y son criados como si fueran niñas. Estos al alcanzar la pubertad y aumentar su niveles de testosteronas, sufren un aumento de su masa muscular, pero sus niveles de DHT siguen siendo bajos, por lo que no tienen básicamente bello en el cuerpo, función sexual inexistente...

El músculo es un poco diferente, debido a que no contiene 5-AR, además, cualquier cantidad de DHT que vaya a los músculos es desactivada mediante la interacción con la enzima 3a-HSD (convirtiéndose en un andrógeno muy débil llamado 5-alfa-androstan-3alfa, 17beta-diol). La DHT tendría fuertes efectos a nivel de la síntesis proteica (la cual podemos ver en el tan famoso superdrol, que gracias a su dimetilación no es desactivado en el músculo esquelético).


Antes de que se me olvide, hay que recordar que la DHT tiene fuertes efectos sobre el rendimiento físico, gracias a su acción sobre el SNC (básicamente un mayor eficiencia neurológica, aumento de la resistencia al estrés psicológico y físico...)

La DHT también tiene efectos anti-estrogénicos mediante tres vías:


  • La primera es mediante la inhibición directa de los efectos de los estrógenos en los diversos tejidos (de ahí a que la tan famosa crema tópica de DHT sea tan efectiva en los casos de ginecomastia provocadas por un aumento repentino de los niveles de E2).
  • La segunda es mediante la inhibición de la enzima aromatasa por la acción directa de estos metabolitos, reducción la conversión de andrógenos en estrona y estradiol.
  • Por último, la DHT actúa sobre el hipotálamo/pituitaria para disminuir la secreción de gonadotropinas. Mediante la disminución de la secreción de las gonadotropinas se disminuye la producción de las materias primas para la producción de estrógenos (testosterona y androstenediona), ya que además la DHT en sí no puede aromatizar en estrógenos.

Mañana o pasado publicaré escribiré la segunda parte de lo que sería la continuación de este artículo, en la cual posiblemente incluiré algunos fármacos a utilizar, entre ellos uno que se está poniendo recientemente de moda gracias a su extensión en el uso de la terapia de reemplazo en países como América.