Inhibición y recuperación de la producción natural de testosterona

·

Uno de los efectos secundarios más importantes por el uso de esteroides anabólicos androgénicos (EAA), es la inhibición de producción natural de testosterona. Si bien este problema no se puede evitar del todo, hay maneras de minimizarlo y de recuperar, después de un ciclo, el nivel de testosterona de un modo razonablemente rápido. En este artículo, abordaremos el problema de la inhibición, sus causas y las mejores soluciones que se conocen hasta el momento.


Causas de Inhibición

En general, un nivel elevado de hormonas ocasionaría inhibición en la producción natural de testosterona. Muchos fisicoculturistas creen que el elevado nivel de estrógenos es la única causa de inhibición y que bloqueando al estrógeno, ésta se puede evitar.

Eso no es verdad. Por ejemplo, consideremos los resultados vistos en el segundo estudio de caso de ciclo 2-on / 4-off reportado en MESO-Rx en donde Jim utilizó 50 mg/día de acetato de trembolona, la cual no se aromatiza, 50 mg/día de Dianabol, que sí se aromatiza, con 250 mg/día de Cytadren como inhibidor de aromatasa y 50 mg/día de Clomid como bloqueador del receptor de estrógeno. Sus niveles de estrógeno permanecieron dentro del rango normal, aunque elevados de su punto de comparación, pues aparentemente el Cytraden no fue suficiente para bloquear completamente la aromatización.

El Clomid debió haberse encargado fácilmente de los niveles normales de estrógeno, y así, si la teoría del estrógeno como única causa de inhibición fuera cierta, Jim no debería haber sufrido inhibición alguna. Pero el hecho es, que sus niveles de testosterona bajaron a tan solo 1/10 del valor de su punto de referencia. El estrógeno no fue la única causa de su inhibición. No pudo haberlo sido, dado el uso del Clomid y los niveles normales.

Mucho se ha dicho sobre la teoría de inhibición de “sólo el estrógeno”. Y no es que el estrógeno no sea inhibitorio, porque, sí que lo es.

Entonces, además del estrógeno, ¿ qué otra cosa puede causar inhibición ? La DHT, la cual no se aromatiza, ha mostrado ampliamente ser causa de inhibición en la producción de testosterona. Entonces basta solamente con el andrógeno para causar inhibición. En el caso de Jim, el uso de andrógeno fue moderadamente intenso, y el andrógeno sólo parecería como la causa de inhibición.

La progesterona es otra hormona que puede causar inhibición cuando se usa de manera prolongada, y por paradójico que parezca, a corto plazo puede ser un estimulador.. Otros factores relevantes incluyen a los beta agonistas, opiáceos, melatonina, prolactina, y probablemente otros compuestos. Con excepción de los beta agonistas (e.g. Efedrina y Clembuterol) y los opiáceos (endorfinas naturales que por un lado son inhibidoras, y Nubain que bloquea dicha inhibición) la manipulación de estos compuestos no seria útil en el culturismo.

El Eje Hipotálamo/Pituitario/Testicular (HPTA por sus siglas en inglés)

Para entender la inhibición de producción de testosterona, primero necesitamos saber cómo se produce ésta y cómo se controla su producción. La idea general es que el hipotálamo recibe una variedad de registros, por ejemplo el nivel de varias hormonas, y decide si se deben producir más hormonas sexuales o no. Si estos registros son altos por ejemplo, estrógeno alto o andrógeno alto o los dos, entonces decide que ya no se deben producir hormonas sexuales o producir muy pocas, pero si todos los registros son bajos, entonces puede decidir que mas hormonas sexuales se deben producir.

Parece ser que el hipotálamo no solo responde a los niveles actuales de hormonas, sino también a los niveles hormonales del pasado.

El hipotálamo por sí mismo no produce hormonas sexuales -en su lugar produce LHRH, o hormona liberadora de hormona luteinizante (HL), también llamada GnRH (hormona liberadora de gonadotropina.) Que estimula a la glándula pituitaria.

La glándula pituitaria utiliza la cantidad de LHRH como una de sus señales para decidir cuanta HL debe producir. La respuesta apropiada depende en tener suficientes receptores para la LHRH. Estos receptores deben ser activados para producir HL. La pituitaria también usa los niveles actuales y pasados de hormonas sexuales para decidir cuanta LH debe producir.

Algunos aspectos en el comportamiento de la glándula pituitaria son peculiares. Por ejemplo, al haber demasiada LHRH la pituitaria disminuye sus receptores, con el resultado de que una muy alta producción de LHRH, nos llevaría a pensar, como es lógico, que se daría una alta producción de testosterona, pero en realidad la disminuye. Otra singularidad es que mientras altos niveles de estrógeno inhiben a la pituitaria, aún así se requiere algo de estrógeno para mantener un alto número de receptores de LHRH. Así que tanto un alto o bajo nivel de estrógeno puede inhibir la producción de hormonas luteinizantes.

La HL que es producida por la glándula pituitaria estimula la producción de testosterona en los testículos. Y aquí el factor principal es la cantidad de HL, parece ser que los altos niveles de hormonas sexuales no causan inhibición a este nivel.

Inhibición Derivada de los Ciclos de Esteroides Anabólicos

Debido a que niveles altos sostenidos de andrógeno, causarían inhibición, los ciclos tradicionales simplemente no pueden evitar la inhibición de la producción de HL durante el ciclo. Hay tres maneras de evitarlo:

Hay que evitar mantener altos niveles de andrógeno durante periodos sostenidos. Esto se puede lograrse, por ejemplo, usando EAA solo por la mañana y que la última dosis se aplique alrededor del mediodía. Incluso 100 mg/día de Dianabol se puede usar de esta manera con poco efecto inhibitorio. El problema con esta modalidad es que los resultados no son óptimos en comparación a lo que se ha visto cuando los niveles de andrógeno son altos y se mantienen de manera constante.

Usar cantidades y tipos de EAA que sean lo suficientemente bajos para evitar mucha inhibición. El Primobolan a 200-400 mg/semana puede lograr este propósito. Pero, la ganancia en el crecimiento se vera comprometida comparada con un ciclo mas considerable. Los ésteres de testosterona y el Deca son considerablemente inhibidores aun a 100 mg/semana, por lo que usar dosis débiles de estas drogas resultara simplemente en inhibición y una ganancia mínima.

En principio se podría usar un antiandrógeno, pero eso seria totalmente contrario al objetivo del ciclo.
Cuando las dosis de EAA son suficientes para lograr buenos resultados, se nota un patrón interesante. Durante las dos primeras semanas del ciclo, solo el hipotálamo se inhibe y produce mucha menos LHRH como resultado de los altos niveles de hormonas sexuales que detecta. La pituitaria no se inhibe en absoluto; de hecho, se sensibiliza y responde a la LHRH (si es que hay algo de ésta) aún mas de lo normal.

Pero, después de dos semanas, también se inhibe e incluso si se provee LHRH, la pituitaria producirá poca o nula HL. Se trata entonces, de un tipo de inhibición más profunda. Pasado este limite, ya no parece haber un punto de cambio mayor definitivo en donde la inhibición otra vez se vuelva mas profunda y difícil de revertir.

Como regla general, diría que parece haber poca diferencia entre usar EAA por 3 semanas vs. 8 semanas: La recuperación es más o menos la misma de las dos formas. Entre 8 y 12 semanas, se vuelve mas y mas probable que la recuperación sea lenta y difícil, aunque en 12 semanas es común que la recuperación no sea demasiado problemática y tome sólo algunas semanas. Los ciclos que rebasan las 12 semanas parecen mas probables de causar serios problemas de recuperación. En los cientos de consultas que he dado a personas con estos problemas, muy pocas (recuerdo a dos) concernían a ciclos cortos de 6 semanas. La mayoría fueron por el uso de 12 semanas consecutivas o más.
 
No se que cambios ocurran en el hipotálamo y la pituitaria, sobre un largo periodo de tiempo que provoquen este problema, pero una cosa es cierta: Una inhibición prolongada, hace que en promedio se dificulte mas la recuperación. Sospecho que el asunto tiene que ver con un cambio en el “reloj” que regula la frecuencia del pulso de secreción de LHRH, pero no tengo la certeza de que así sea.

El Uso de Drogas con Respecto a la Inhibición

(Nota del autor -Mayo de 2011: Hace años, los inhibidores de aromatasa como el Arimidex y letrozole eran mas caros y estaban menos disponibles que el Cytraden, por lo que en el pasado el Cytraden se uso con frecuencia como inhibidor de aromatasa. Ese uso hoy se ha descontinuado.)

Cytadren – El Cytadren se puede usar para reducir la conversión de testosterona, Dianabol y Equipoise a estrógeno (esta no es una lista exclusiva de EAA aromatizables , pero se consideran como los principales). Hay quienes piensan que manteniendo bajo control los niveles de estrógeno durante el ciclo y una vez que terminado, la recuperación es mas rápida. No se ha comprobado pero es una buena idea. Y si se usaron ésteres de testosterona antes de terminar el ciclo, quedará algún nivel residual que durará semanas y el uso continuo de Cytadren ayudará a prevenir su conversión a estrógeno, reduciendo la inhibición. En mi opinión, el mejor patrón de dosificación, es ½ tableta (125 mg) por la mañana al levantarse y luego ¼ de tableta seis y doce horas mas tarde. Si se usa mas de esta cantidad o un patrón diferente de Cytadren, se pueden provocar efectos no deseados en la producción de cortisol, con repuntes posteriores después de descontinuar la droga. Algunos individuos sufren letargo (sensación de cansancio y apatía o sueño) por el Cytadren, pero no es común con esta dosis.

Arimidex – El Arimidex cumple con el mismo propósito que el Cytadren sin los posibles efectos secundarios ya mencionados. La dosis habitual es 0,5 mg cada día alterno cuando se usan cantidades moderadas de esteroides aromatizantes como 500 mg/semana, o 0.5 mg/día si se usan cantidades mas grandes del orden de 1000 mg/semana. Existe una importante variabilidad individual por lo que la dosificación debe ajustarse con base en pruebas de sangre que verifiquen el nivel de estradiol. En algunos casos son necesarias dosis de hasta 1,0 mg/día para mantener un nivel normal de estradiol al utilizar esteroides aromatizantes. Las dosis deben ser lo suficientemente bajas para evitar que el estradiol caiga por debajo de lo normal.

Clomid – Cuando termina un ciclo, por lo general el uso de 50 mg/día de Clomid resulta muy efectivo en restaurar la producción natural de testosterona. Su acción bloquea los receptores de estrógeno en el hipotálamo y la pituitaria. Si los niveles de andrógeno no son elevados, eso basta para causar la producción de por lo menos cantidades normales de HL, o a menudo mas de la normal. Clomid Durante el ciclo, Clomid no puede detener la inhibición, aunque hay quienes piensan que usarlo durante el ciclo permitirá posteriormente una recuperación mas rápida. Pero eso no se ha comprobado. Por lo demás, durante el ciclo, sirve como agente anti-ginecomastia y anti-distensión abdominal.
Nolvadex – Funciona de la misma manera que el Clomid, excepto cuando se trata de revertir la inhibición. Mas vale utilizarlo, si acaso, solo como un agente anti-ginecomastia y anti-distensión abdominal. Si se usa Clomid no se necesita el Nolvadex.

GCH – Esta no tiene efecto alguno con relación a la inhibición del hipotálamo y la pituitaria. Actúa mas bien como HL y hace que los testículos produzcan testosterona exactamente como si la HL estuviera presente. Sirve para evitar atrofia testicular durante el ciclo, y el mejor método de dosificación para su uso, es en pequeñas cantidades seguida: con 500 UI por día basta y 1000 UI se pueden usar de manera opcional. La dosis se puede tomar como una sola diaria o dividida en dos. Se puede aplicar vía intramuscular o subcutánea. Una mayor cantidad no sirve de nada: demasiada GCH puede conducir a una disminución de los receptores de la HL en los testículos y esto es contraproducente. La sobredosis de GCH también puede provocar ginecomastia.

Efedrina/Clembuterol – Es posible que la actividad beta agonista de estas drogas pueda ayudar en la recuperación. Personalmente, recomiendo usar efedrina post-ciclo a quienes puedan usarla. El clembuterol tiene el mismo efecto pero trabaja sin descanso, teniendo una vida media mas larga y permitiendo una dosis efectiva mayor (cantidad por potencia) debido a que tiene menos efectos relativos en los beta receptores del corazón. En cuanto a la recuperación, no tengo la seguridad de que el clembuterol tenga algún mejor efecto.

Esteroides anabólicos orales – Estos no ayudan a recuperar la producción natural de testosterona, pero si se consumen solamente en la mañana, pueden ayudar a mantener masa muscular mientras se está en la fase de recuperación, con muy poco o ningún efecto adverso sobre ésta.

Tribulus – Si el tribulus es benéfico yo no lo he observado en mi mismo. Solo he probado la marca Tribestan, pero es la marca que dio al tribulus su reputación.

Melatonina – Aunque la interrupción en los hábitos del sueño definitivamente inhiben la recuperación, no tengo evidencia de que tomar melatonina por la noche la acelere. Es útil para los que han perturbado su patrón de sueño y desean restablecer su reloj natural.

Recomendaciones Generales

Obviamente las drogas farmacéuticas no se deben auto recetar: a continuación, simplemente se dan recomendaciones de lo que funciona bien y no de lo que se debe hacer sin prescripción medica.
Los mejores planes para un ciclo son, ya sea ciclos breves de 2 semanas con drogas de corta duración, que permitan una muy rápida recuperación (menor a una semana) o ciclos de aproximadamente 6-10 semanas, que normalmente permiten un recuperación razonable y tiempo para obtener resultados o ganancias.

Ciclos de 3-5 semanas son menos eficaces porque combinan el inconveniente del relativo poco tiempo para producir ganancia, con el inconveniente de una lenta recuperación.

Si un ciclo dura 8 semanas o mas, creo que seria mejor, de ser posible, usar GCH durante el ciclo como se detalla con anterioridad. La GCH no se debe usar durante la recuperación misma pues ello incrementa los niveles de andrógeno y estrógeno lo que inhibiría al hipotálamo y a la glándula pituitaria.

El Clomid debe empezar a usarse, si es que no se utilizó durante el ciclo, tan pronto como los niveles de andrógeno bajen lo suficiente para que la recuperación sea posible. Esto seria aproximadamente dos semanas después de la ultima inyección de esteroides ésteres, en dosis razonables como por ejemplo, 500 mg/semana.

El uso de Clomid debe empezarse con 300 mg el primer día (50 mg seis veces) a fin de tener un nivel sanguíneo tan alto como se requiere, y luego mantenerse con 50 mg/día. Esto es necesario en razón de la vida media de la droga. Y se debe continuar hasta asegurarse que la producción natural de testosterona ha vuelto y la talla de los testículos sea normal, con la excepción de que en caso de que el tiempo de uso haya sido mayor a 6 semanas, uno podría tratar de dejarlo por unas semanas a ver que sucede. Si no ocurre un mayor mejoramiento, entonces el Clomid debe reanudarse. Esta droga se ha estudiado clínicamente en usos prolongados y se ha determinado que es seguro en periodos de hasta un año. Sin embargo, un pequeño porcentaje de consumidores han experimentado problemas de visión por el Clomid, que generalmente se resuelve al descontinuar su uso. Así que si usted presenta este síntoma, debe descontinuar la droga de inmediato.

Si se han utilizado aromatizables inyectados, la aplicación de un anti-aromatasa seria muy útil durante 3 semanas mas o menos después de la última inyección, o 4 semanas si la dosis fue alta (un gramo o mas por semana.)

Finalmente, la efedrina parece servir de algo. La misma dosis que se usa en la dieta (e.g. 2.5 mg tres veces al día) parece ser mas que suficiente.

La inhibición prolongada puede potencialmente representar un serio efecto secundario por el uso de EAA, y este riesgo se debe minimizar evitando ciclos excesivamente largos. En realidad eso no compromete de manera significativa la ganancia puesto que de todas maneras, el cuerpo no puede crecer rápidamente semana a semana, las 52 semanas al año. Incluso una inhibición moderada post-ciclo se querría minimizar, ya que resultaría frustrante perder mucho de lo que se ha ganado en las primeras semanas después de un ciclo como consecuencia de la baja testosterona natural y el no utilizar EAA. La recomendación antes mencionada por lo general ha tenido éxito minimizando dichas perdidas, y espero que les sea de utilidad.

Fuente: http://es.thinksteroids.com/articulos/recuperacion-produccion-natural-testosterona/