Proteína por toma y ganancia muscular

·



30 o 90 gramos de proteína de carne: no hay diferencia en la producción de fibra muscular. Ingiere una pieza de carne magra que pese 113 gr –lo que aporta unos 30 gr de proteína- y tu producción de proteína muscular se incrementará tanto como tras ingerir una pieza de carne tres veces mayor, escriben investigadores tejanos en el Journal of the American Dietetic Association. Esto confirmaría la creencia tradicional de que tomando proteína en varios momentos del día se optimiza la creación de tejido muscular.


Los investigadores emplearon dos grupos de sujetos experimentales –uno con una edad media de 34 años, y otro con una edad media de 65- que recibieron una pieza de carne a mediodía. Inmediatamente tras la comida y de nuevo a las cinco de la tarde, los investigadores tomaron una pequeña muestra de tejido muscular de sus cuerpos y midieron la producción de proteína muscular.
Los resultados se muestran debajo. Las barras grises representan las medidas tras consumir 90 gr de proteína de carne. Las barras transparentes representan las medidas tras consumir 30 gr de proteína de carne. La ingesta más alta de proteína supuso una producción de proteína ligeramente superior, pero no estadísticamente significativa.




Los sujetos eran sanos, pero no realizaban deporte, y ciertamente no deportes de fuerza. El esfuerzo muscular de alta intensidad, como el levantamiento de pesas, potencia la maquinaria anabólica de las células musculares. Los investigadores no excluyen la posibilidad de que consumir una gran cantidad de proteína antes o inmediatamente después de una sesión de entrenamiento, aumente la masa muscular más que consumiendo pequeñas cantidades.
Los investigadores eliminaron deliberadamente los carbohidratos, y alimentaron a sus sujetos sólo a base de proteínas y algo de grasa. Los carbohidratos incrementan el estímulo anabólico de los alimentos proteicos, principalmente por el aumento que provocan en los niveles de insulina. Los investigadores excluyeron los carbohidratos en su estudio para mantenerlo simple, y además la gente mayor reacciona peor a la insulina que los más jóvenes. La gente mayor reacciona también peor a ingestas bajas de proteína, produciendo menos músculo que gente más joven que consuma la misma cantidad de proteína.

“Creemos que en lugar de una comida única y de gran tamaño rica en proteína, la ingesta de múltiples tomas de proteína de alta calidad a lo largo del día puede suponer una forma efectiva de optimizar el potencial de crecimiento muscular permitiendo un mayor control sobre la ingesta total de calorías y nutrientes” concluyen los investigadores.


Fuente: http://fisiomorfosis.com/articulos/ciencia/proteina-por-toma-y-produccion-muscular