Los suplementos, por Lyle Mcdonald

·





Si hay un área en la nutrición deportiva que está en constante cambio (en términos de los productos que se comercializan) y en la que los atletas siempre están interesados es la de los suplementos dietéticos.

Considero que la suplementación el tercer nivel de la pirámide (después de la alimentación diaria general y a la nutrición relativa al entrenamiento) en términos de lo que los atletas deberían preocuparse.

Incluso así, los suplementos dietéticos se dividen en varias categorías, y quiero presentar otra pirámide de suplementos, que se muestra en la Figura 1.




Al igual que con la pirámide nutricional general, pongo los suplementos en tres categorías en función de su importancia relativa. La primera es, simplemente, suplementos generales, ya sea actuando como un seguro nutricional o como nutrientes esenciales (como los aceites de pescado) de los que casi todos los atletas pueden beneficiarse. Una vez que estos son atendidos consistentemente, los suplementos que tienen un impacto directo en el rendimiento y que cuentan con un buen respaldo en la investigación podrían considerarse. Una vez se ha atendido ese nivel, varios suplementos que yo llamo esotéricos (esta categoría está en constante cambio) podrían ser considerados.

La punta de la pirámide sólo debería considerarse por los atletas que tienen todos los aspectos, tanto de la dieta en general, en torno a la nutrición del entrenamiento y otros suplementos atendidos. Simplemente, los productos esotéricos pueden, en el mejor de los casos, proporcionar el último nimio porcentaje de rendimiento y recuperación. Preocuparse de eso cuando la mayoría de los aspectos de la dieta y los suplementación no han sido tratados consistentemente no tiene sentido.

Suplementos de uso general


Como se dijo antes, los suplementos de uso general son aquellos productos que, básicamente, no sólo todos los atletas pueden beneficiar, si no que, probablemente, deberían tener en cuenta por lo menos. Aparte de corregir una franca deficiencia, no suponen grandes ni notables mejoras en el rendimiento per se, si no que, sencillamente, son un apoyo a la salud en general y a los requerimientos nutricionales diarios.

Muchos de los nutrientes que se discuten a continuación son aquellos comúnmente deficientes entre los atletas. Otros (por ejemplo, la vitamina D, el aceite de pescado) son deficientes en casi todo el mundo. En general, estos suplementos se deben tomar con las comidas, y las dosis se pueden dividir por la mañana y por la noche, con las comidas.

Multivitamínicos / minerales


Existen razones para creer que los atletas necesitan una mayor cantidad de vitaminas / minerales, debido a su duro entrenamiento, así como que se ingieren más debido a una mayor ingesta de nutrientes. Considero un multivitamínico/mineral básico al día, un seguro nutricional barato. No le va a hacer daño a nadie y puede corregir y / o prevenir deficiencias  menores.

En general, no veo mucha necesidad de comprar fórmulas súper caras. Los que estén obsesionados con esto pueden comprar uno más barato y simplemente tomar dos (mañana y tarde). Señalar que los hombres, especialmente los que comen mucha carne roja, deberían buscar uno que no contenga hierro. Las mujeres, debido a su propensión a desarrollar anemia (debido a los hábitos dietéticos y la pérdida mensual de sangre) deben elegir un producto que sí contenga hierro.

Como nota final, en ningún caso se pueden ignorar los aspectos importantes de la dieta en general pensando en que los multivitamínicos ya los cubren.


Proteína en polvo

Las proteínas en polvo han sido un alimento básico en la nutrición deportiva desde hace décadas y están en algún lugar entre la comida y el suplemento. Aunque que la obtención de todas (excepto las grandes ingestas) se puede obtener ya sólo con la comida, las proteínas en polvo pueden proporcionar comodidad y flexibilidad para los que tienen problemas para cumplir con sus necesidades de proteína diaria. Puede ser especialmente útil cuando se viaja y mantener el patrón de alimentación normal interrumpido.

En su mayor parte, comprar proteínas en polvo es un despropósito comercialmente hablando. Pagas el doble por, como mucho, la mitad del producto, y recomiendo encontrar proveedores fiables on-line para comprar proteína a granel.

Aceites de pescado / ácidos grasos esenciales


Si hay un solo nutriente que es casi imposible de conseguir en la cantidad adecuada en las dietas modernas (aparte del puñado de gente que come mucho pescado graso), es el aceite Omega-3. En un sentido muy real, los aceites de pescado "hacen todo" e impactan no sólo en la salud en general, sino que ayudan a controlar la inflamación, promover la oxidación de las grasas, inhibe el almacenamiento de grasa y un montón de cosas más. Es una lista de beneficios que parece demasiado bueno para ser cierto, pero ahí están los estudios.

Debido a su falta de disponibilidad general en el suministro de alimentos, la suplementación es necesaria y tanto en pastillas (con cantidades variables de EPA / DHA) como en líquido se encuentra disponible. Ambos son aceptables y algunos lo prefieren líquido (que se puede utilizar en ensaladas o en licuados) a las pastillas (que a menudo provocan eructos).

Hace años, el aceite de linaza se sugirió como fuente de ácidos grasos esenciales, ya que contiene el ácido graso principal que se puede convertir en EPA / DHA. Sin embargo, esa conversión es excesivamente ineficiente en la mayoría de las personas (los vegetarianos parecen ser una excepción por alguna razón) y no creo que el lino sea un sustituto aceptable para suplementación del aceite de pescado. Sugiero que se encuentre una fuente de ácidos grasos omega-3 que guste y se consuma a diario.

Aunque pocos estudios han examinado a atletas, recomiendo un consumo total de EPA / DHA de 1,8-3 gr/día. Una cápsula estándar de aceite de pescado puede contener 120 mg de EPA y 180 mg de DHA (300 mg aceite total), de modo que la dosis diaria requiere unas 6 cápsulas/día, que deben dividirse en, por lo menos, la mañana y la noche (con las comidas). Hay disponibles mayores concentraciones (a un costo mayor), que puede ser preferido por los que no les gusta tragar pastillas. Una vez más, el objetivo debe ser una ingesta total de EPA / DHA de 1.8-3 gr/día, independientemente de cómo se obtenga.

Calcio


Las deficiencias de calcio no son raras en los atletas. Esto es especialmente cierto si los atletas no pueden, o no quieren, consumir lácteos. Y desde un punto de vista de salud en general, el calcio es fundamental, tal vez incluso más para las mujeres atletas a fin de asegurar una buena salud ósea en el futuro. Por supuesto, instar a un atleta a tomar algo por motivos de salud a menudo es un caso perdido, así que considera que una gran cantidad de estudios sugieren que el calcio (y el calcio lácteo más que en otras formas) pueden mejorar la composición corporal.

Se recomienda una ingesta mínima diaria de 1000 mg de calcio y, decir que una sola porción de los alimentos más lácteos contienen, aproximadamente, 300 mg. Si consumes 3 porciones al día de lácteos, no necesitas suplementarte. Si el consumo es menor que eso, es posible que debas considerar algún suplemento (las pastillas multivitamínicas no contienen cantidades suficientes).

El citrato de calcio es la forma preferida, y la mayoría de productos de calcio contienen algo de vitamina D también. La suplementación de calcio debe dividirse en dos dosis consumidas por la mañana y la tarde con las comidas, ya que esto proporciona una mejor absorción total.

La vitamina D


No es una exageración decir que la preocupación sobre los niveles de vitamina D es hoy por hoy un "tema caliente" en materia de nutrición. Y mientras que la vitamina D puede ser producida por el cuerpo (a través de la exposición de la piel a la luz del sol), se está pasando a que los déficit de vitamina D son absolutamente epidémicos, especialmente para la gente que trabaja en sitios cerrados y / o viven en países de climas fríos, donde la exposición al sol es mínima.

Los atletas que se ven obligados a entrenar en interiores por razones meteorológicas están potencialmente en riesgo también. Esto es cierto incluso para los que entrenan al aire libre parte del año ya que los niveles de vitamina D en el cuerpo caen con bastante rapidez cuando se elimina la exposición regular al sol.

También parece que mantener el estado de vitamina D de forma adecuada puede ser clave para un rendimiento deportivo óptimo, aunque falta investigación directa. Por desgracia la determinación de los niveles séricos de ingesta de vitamina D para determinar los niveles óptimos de suplementación requiere análisis de sangre. Un atleta con acceso a esas pruebas debería esforzarse en tener unos niveles de de 50 ng/ml o superior. Se requieren 100 UI de vitamina D para aumentar los niveles séricos en 1 ng/ml, y los atletas con acceso dichas pruebas de sangre pueden determinar su dosis diaria de esa manera.

En su defecto, un nivel de suplementación diaria de 2000 IUs debería ser seguro y razonable para la mayoría. Los análisis de sangre segurían siendo preferibles y este es otro punto en el que las mega-dosis (mayores tal vez de 10.000 UI/día) pueden ser problemáticas. Más no es mejor.

Para los atletas que no quieren tomar otra pastilla, bronceadarse una vez o dos veces por semana es otra manera de obtener vitamina D. No os volváis locos con eso (ya que la exposición excesiva de la piel a los rayos UV conlleva su propios riesgos de salud), pero en pequeñas cantidades durante las estaciones frías o los períodos en que la exposición al sol es mínima, no es perjudicial y puede ayudar.

Zinc / magnesio


Tanto el zinc como el magnesio suelen ser deficientes en deportistas. El zinc suele ser bajo en los atletas que renuncian a la carne roja, y las pérdidas de magnesio aumentan con el entrenamiento pesado. Ambos son esenciales para un óptimo rendimiento y varios procesos importantes para los atletas. Además, muchos descubren que la combinación de los dos antes de acostarse ayuda a dormir, un proceso crítico para la recuperación global.

En promedio, un suplemento diario de 25 mg de zinc (cualquier formato está bien) con 400-500 mg de magnesio (el citrato es la forma preferida) 30 minutos antes de acostarse ayuda a muchos a dormir. Dado que muchos productos comerciales de zinc / magnesio contienen vitamina B-6, lo que parece perjudicar el sueño de algunos, sugiero comprar los ingredientes  por separado si se van a tomar. El óxido de magnesio, que es la forma más común, se absorbe mal. Como se señaló anteriormente, el citrato es la forma preferida.

Glutamina

Un complemento que es demencialmente popular entre los culturistas (que creen que crea músculo, y no lo hace), la glutamina es un aminoácido no esencial que está muy involucrado en las funciónes del sistema inmunológico. Dada la propensión de los atletas a sufrir problemas con su sistema inmune derivados del entrenamiento pesado, algo que ayude al sistema inmune es potencialmente bueno.

La investigación sobre la función del sistema inmunológico y la glutamina es en realidad más bien variada. Algunos hallazgos dicen que funciona mientras que otros dicen que no. Es más probable que la suplementación con BCAA funcionen igual de bien o mejor.

Desde un punto de vista puramente experimental, he descubierto que el consumo de altas dosis de glutamina y vitamina C al primer síntoma de resfriado tiende a detener el proceso. 2-3 gr de glutamina con 500 mg de vitamina C varias veces a lo largo del día parece hacer funcionar el truco.

Antioxidantes


El término antioxidante se refiere en realidad a una enorme cantidad de compuestos diferentes (incluyendo, pero no limitado, a la vitamina C, vitamina E, vitamina A, beta-caroteno y muchos otros) que ayudan a eliminar los radicales libres en el cuerpo. Los radicales libres se forman durante el ejercicio intenso y las primeras ideas mantenían que esto era perjudicial para el cuerpo. Y si bien es cierto que la excesiva producción de radicales libres pueden causar problemas, en realidad la investigación ha encontrado que la producción de radicales libres es fundamental en la señalización de la adaptación al entrenamiento, el bloqueo de la formación de radicales libres puede inhibir la correcta adaptación a la formación, especialmente durante el entrenamiento de resistencia.

Además, mientras que la investigación sobre las dietas con alto contenido de antioxidantes (por ejemplo, las dietas de alimentos crudos que contienen gran cantidad de frutas y verduras) a suele encontrar beneficios para la salud, los estudios que utilizan antioxidantes aislados no han encontrado los mismos resultados en general. Esto vuelve a señalar la importancia de obtener más nutrientes de alimentos enteros que de pastillas.

En su mayor parte no abogo por la ingesta de altas dosis de antioxidantes aislados para los atletas de deportes mixtos en la mayoría de circunstancias. Una excepción es la alta dosis de vitamina C antes mencionados con glutamina cuando un atleta comienza a notar un resfriado. Esto es especialmente cierto en las fases de primarias del entrenamiento, cuando la suplementación excesiva de antioxidantes tienen el potencial de afectar a la adaptación óptima. Sin embargo, a lo largo de la temporada, cuando el objetivo es principalmente sobrevivir a la competición (lo que puede ser muy frecuente en función del deporte), suplementarse pueden ser útil. Algunos atletas reportan de la disminución de las agujetas y de una mejor recuperación. Mientras el objetivo de la temporada sea la competición y no la mejora de las adaptaciones fitness o el entrenamiento, esto podría ser digno de consideración.

Por lo tanto, aunque evitar los antioxidantes durante el período de entrenamiento es, probablemente, el mejor curso de acción, puede tener cierto mérito la suplementación a fin de sobrevivir a la temporada de competición.

SUPLEMENTOS PARA EL RENDIMIENTO


A diferencia de los suplementos de uso general, que están destinados a dar apoyo a la salud, etc , los suplementos para el rendimiento son aquellos que tienen (tiene el objetivo de tener) un impacto directo sobre el rendimiento en el entrenamiento o competición.

En esta sección he enumerado una serie de productos que tienen el respaldo (en un grado u otro) de por lo menos algún tipo de fuerte investigación en cuanto a su eficacia. Eso es básicamente lo que separa a los suplementos de esta categoría de la categoría de lo esotérico. Cuando los productos en la categoría de lo esotérico tienen suficiente investigación detrás de ellos, pasan a la categoría de complemento para el rendimiento, lo cual rara vez pasa.

Con eso dicho, me gustaría echarle un vistazo a los pocos suplementos orientados a los resultados actuales que un atleta de deportes mixtos podría tener en cuenta. Estos son todos productos con al menos cierta cantidad de respaldo científico (en atletas humanos sanos) que los dignos de una consideración que merezca la pena. Una vez más, esto sólo debería darse después de que la dieta diaria y otros aspectos de la nutrición del entrenamiento y suplementos de uso general se apliquen de manera coherente.

Creatina


Si hay un suplemento dietético que se puede decir que funciona, ese es la creatina. Con varios cientos de estudios que avalan su efectividad y seguridad, la creatina es, con argumentos, un obligado para la mayoría de atletas, incluyendo a los de equipo y a los de deportes mixtos (con algunas anotaciones hechas más adelante).

La creatina ha demostrado un impacto positivo en todo tipo de medidas en el entrenamiento que van desde la repetición de sprints a la sala de pesas y más (si la creatina tiene un efecto negativo es por lo general en la resistencia debido al ligero aumento de peso que produce). La mayoría de los efectos secundarios reportados de la creatina no han sido confirmados por la investigación (como los calambres) y el mayor peligro del uso de la creatina es un ligero aumento de peso de 1-2 kg debido a la retención de líquidos.
Para los atletas que necesitan para llegar al peso, esto puede ser un problema y aumentará los requerimientos de líquidos. Incluso los que lo necesitan para mantenerse en una categoría de peso pueden usar la suplementación con creatina durante la fase principal de entreno y dejarla un mes antes de la competición, lo que le daría tiempo al cuerpo a deshacerse del exceso de agua y perder peso.

Mientras que un número de creatinas de “alta tecnología” han ido y venido, el monohidrato de creatina a granel es tan eficaz, si no más, que los otros tipos. La única excepción posible es la creatina micronizada, que puede ser útil para los que tienen problemas de estómago con el monohidrato estándar. Todas las otras variantes de la creatina (por ejemplo, la etil-éster) no son más eficaces, pero cuestan más.

Tradicionalmente, la creatina se ha complementado de una de las tres formas que describo a continuación:
- El método usado en los estudios fue consumir 20 gramos de creatina en dosis de 4x5 gr/día durante 5 días. Si bien esto carga al músculo de creatina más rápido, también puede causar malestar estomacal en algunas personas.
- Un protocolo menos agresivo sería a consumir 10 gr/día durante 10 días. Aunque esto va a tomar más tiempo en llegar a los niveles de saturación, la mayoría de la gente reporta menos problemas estomacales.
- Por último, la creatina se puede tomar simplemente en una dosis de 3-5 gr/día durante aproximadamente un mes.

La única diferencia en los enfoques es la velocidad de carga. Un atleta puede simplemente querer meter 3-5 gr de creatina en el batido pre o post-entreno, agitar y listo. Las dosis de mantenimiento son de 5-10 g / día, dependiendo del tamaño del atleta una vez la carga ha finalizado (los más corpulentos necesitan más para mantener el nivel muscular).

Debo mencionar que un porcentaje de atletas no responden a la creatina. Por diversas razones no obtienen beneficios de la creatina, ni mejoran en el rendimiento y ni aumentan de peso. Si un atleta usa creatina en uno de los patrones de administración anterior y no hay ganancias de peso, no responde a la creatina y puede interrumpir su uso.

Como se dijo antes, tras la carga los niveles de creatina se reducirán gradualmente en un período de un mes si se deja de consumir. Los atletas que necesitan bajar de peso por líquidos deben suspender la suplementación con creatina por lo menos 30 días antes del pesaje para su evento.

Beta-alanina


Una adición relativamente reciente al arsenal de suplementos para el rendimiento es la beta-alanina. Actuando como un amortiguador de la acidosis en el músculo esquelético, la beta-alanina puede mejorar ciertos tipos de rendimiento, especialmente en actividades que dependen en gran medida del metabolismo anaeróbico (por ejemplo, esfuerzos máximos de aproximadamente 30-60 segundos). Al menos un estudio descubrió que la beta-alanina sumada a la creatina mejora las ganancias de la sala de pesas. Los atletas de deportes mixtos que buscan aumentar la fuerza / potencia o masa muscular pueden considerar la beta-alanina.

El mayor inconveniente de la beta-alanina es el horario de dosificación que se requiere, que es de 400-800 mg de polvo 4 veces al día (para una dosis total de 1,6-3,2 gramos/día). En algunas personas, la beta-alanina puede causar una sensación de hormigueo / picazón / enrojecimiento. No es peligroso, simplemente irritante. Y la dosis debe ser dividida así para que los efectos sean óptimos.

BCAA


Los BCAA son leucina, isoleucina y valina, tres aminoácidos que tienen una estructura química de ramificación (de ahí su nombre). Muchos estudios han encontrado que los BCAA, y la leucina en particular, son fundamentales para estimular el crecimiento del músculo esquelético y la síntesis de proteínas, y por esta razón se suelen sugerir los BCAA para los que tratan de ganar músculo.

Otros aspectos del entrenamiento también se han medido con los primeros estudios, que sugieren que los BCAA podrían disminuir la fatiga durante el ejercicio de alta intensidad; el mismo número de estudios no encontraron efecto alguno. En algunas situaciones los BCAA en realidad pueden perjudicar el rendimiento a través de uno de varios mecanismos (por ejemplo, la producción de amoníaco).

Comentar que los BCAA se encuentran en cierto grado en todas las proteínas de alta calidad, con la mayor concentración en las proteínas lácteas: suero y caseína. Esta es una razón más para los atletas el considerar la incorporación de proteínas específicas (ya sea en forma de polvo o alimentos) a la dieta, lo que ayudará a garantizar que la ingesta de BCAA sea óptima.

En ese sentido, mi sensación general es que, si se consumen las suficientes proteínas en la dieta, los BCAA adicionales son innecesarios y tendrán poco o ningún efecto. En la mayoría de estudios en los que los BCAA mostraban beneficios, el trasfondo era una ingesta inadecuada de proteínas.

Como se ha dicho antes, los BCAA pueden proteger el sistema inmunológico y los que participan en un entrenamiento muy pesado podrían considerar la posibilidad del extra. Los BCAA son bastante caros, con dosis diarias que van de 10-20 gr/día y pueden ser de sabor amargo. Yo consideraría la suplementación con BCAA sólo cuando todo el resto de la dieta quede cubierto.

Suplementos para las articulaciones


Dependiendo de las características específicas de su deporte, los que practican deportes mixtos suelen sufrir una gran cantidad de lesiones articulares, ya sea por correr a lo largo de todo el campo o por chocar con otros deportistas (por ejemplo, fútbol, artes marciales mixtas). Aunque mantener las articulaciones sanas no es estrictamente un problema de rendimiento, claramente alguien lesionado no rendirá bien, si es que pueden rendir.

Cierto número de suplementos son potencialmente beneficiosos para la salud general articular (y/o para hacer frente a ciertos tipos de lesiones). El cóctel más común es el sulfato de condroitina y sulfato de glucosamina, los cuales proporcionan los elementos necesarios para el tejido conectivo y se ha demostrado que ayudan a curar ciertos tipos de lesiones en las articulaciones (en especial la artritis). El MSM (metilsulfonilmetano) también puede tener algún beneficio.

Uno de los problemas con estos suplementos es que suelen tardar entre 4-6 semanas en empezar a funcionar. En ese sentido, si dichos suplementos no han funcionado tras 4-6 semanas, no van a funcionar, y se pueden dejar de tomar. La dosificación para la glucosamina y la condroitina están en el rango de 1,5 gr/día de cada uno, el MSM se suele añadir en la cantidad de 1,5 gramos también.

Además, la papaína y la bromelina, enzimas se encuentran en la piña cruda, han demostrado tener efectos beneficiosos, probablemente mediante el control de la inflamación. Me mencionan los aceites de pescado aquí de nuevo ya que pueden ayudar a controlar la inflamación, que es clave para mantener las tasas de lesiones hacia abajo. Esta es otra razón más para asegurar una ingesta adecuada de aceite de pescado sobre una base diaria.


Estimulantes pre-entreno

Estimulantes de varios tipos han sido populares entre los atletas durante décadas y por una buena razón: funcionan. Los estimulantes antes del entrenamiento o la competición puede mejorar el rendimiento en varios parámetros importantes para los atletas. Estos van desde mejoras en el rendimiento directo (por ejemplo, aumento de la fuerza o la potencia) al ahorro de glucógeno debido al mayor uso de ácidos grasos y muchos otros.

Quiero decir que una desventaja potencial, y esto es especialmente cierto en el uso excesivo de estimulantes, son los calambres. Además, en malas condiciones (por lo general deshidratación y calor y humedad, además de entrenamiento intensivo), ha habido muertes relacionadas con el uso excesivo de estimulantes. Si hay una lección que aprender de esto es que más no es mejor.

El viejo estimulante base pre-entrenamiento no es otra cosa que la cafeína, quizás el compuesto más usado del planeta. Dosis de 3-5 mg/kg (180-300 mg para un atleta de 60 kg) tomado 30-60 minutos antes del entrenamiento o la competición puede mejorar ciertos tipos de rendimiento, y por supuesto los importantes para los deportes mixtos.

La cafeína alcanza el pico de nivel máximo en 60-90 minutos y dura varias horas así que, a menos que el entrenamiento sea muy extenso, una sola dosis es suficiente, no te vas a quedar corto. Una vez más, incluso haciendo caso omiso de la cuestión de los calambres, más no es mejor y dosis muy altas de cafeína, especialmente con el estómago vacío, pueden causar malestar estomacal.

Me gustaría mencionar que, en teoría, dejar la cafeína durante varios días antes de una competición importante la hará funcionar con mayor eficacia. En la práctica, la gente que usa la cafeína día a día, no deberían hacer esto nunca debido a los efectos negativos, tales como dolores de cabeza y disminución del rendimiento. Así que una idea buena en la premisa, pero casi imposible de lograr en la práctica.

Hay muchos otros productos de tipo estimulante a disposición (con la ****** como la más conocida), y las empresas siguen buscando refuerzos pre-entrenamiento. Muchos caen en la lista de sustancias prohibidas (la cafeína no está prohibida, ya que es tan universalmente utilizada) y, como se señaló anteriormente, el uso de estimulantes en exceso puede causar problemas con los calambres.

Antes de probar cualquier estimulante, un atleta debe comprobar si está prohibido y probarlo durante el entrenamiento para ver si hay algún efecto negativo. Como se dijo antes, no intentes nada nuevo el día del partido.

En su mayor parte, recomiendo a los atletas seguir simplemente con la vieja cafeína. Para la normalización prefiero pastillas (generalmente disponibles en dosis 100-200 mg) ya que el contenido de cafeína de los cafés pueden variar ampliamente, y la cantidad que debe ser consumida para superar los 3-5 mg/kg, por lo general implica una ingesta excesiva de líquidos que causa el problema de tener que orinar todo el rato.


ESOTÉRICA

Casi todo lo demás en el mundo de los suplementos entra en esta categoría. Cientos de productos salen al año y el 99% de ellos se desvanecen para nunca más saber de ellos. Aunque sigo siendo optimista de que cierto compuesto ergogénico nuevo aparecerá, la historia de la industria de suplementos simplemente no lo respalda.

Cuando tienes tu dieta diaria, lo en torno a la nutrición del entrenamiento y todo lo demás controlado, puedes preocuparte por un producto de esta categoría. Sólo date cuenta de que, en seis meses a partir de ahora, posiblemente ya habrá caído en el olvido porque no había funcionado nunca.

Como ya se ha dicho, de vez en cuando, un producto que empieza en la categoría de lo esotérico se estudia lo suficiente como para pasar a la categoría de suplementos para el rendimiento. Aunque los atletas tienden siempre a pensar que la más reciente pastilla mágica será la que va a superar las estadísticas, las estadísticas simplemente no son así.

Como ya he dicho, fácilmente, el 99% de los productos de esta categoría desaparecen al cabo de 6 meses y nunca más se supo. Esperando a ver si la nueva bala mágica es realmente un éxito es lo único que tiene un sentido lógico.


Fuente: http://fisiomorfosis.com/articulos/nutricion/suplementos-lyle-mcdonald