La tirosina

·




Es el material básico para la producción de dos neurotransmisores que facilitan la transmisión de impulsos entre celulas nerviosas: la DOPAMINA y la NOREPINEFRINA (también conocida como NORADRENALINA) por lo que la TIROSINA es reconocida fundamentalmente por sus efectos estimulantes. Tiene el efecto opuesto al aminoácido triptofano (el triptofano es el precursor del neurotransmisor inhibidor o mediador de la relajacioón, la SEROTONINA).

De hecho, la tirosina, bloquea la absorción del triptofano a través de la barrera hematoencefálica.



La función de la tirosina esta entonces relacionada con el aumento de la transmisión nerviosa desde el cerebro hasta el músculo, excitando mas cantidad de unidades motoras, creando un aumento en el desarrollo de la fuerza y potenciando la energía.

La tirosina ofrece una alternativa eficaz y natural al uso de fármacos antidepresivos con dos ventajas importantes: trabaja más rápido y no produce efectos secundarios. Lo que importa realmente no es la cantidad de este aminoácido ingerido, sino, la cantidad del mismo en el torrente circulatorio en relación con los demás aminoácidos. Esto se debe a que la tirosina compite con otros aminoácidos para atravesar la barrera hematoencefálica. Si la concentración de otros aminoácidos supera a la de la tirosina, el cerebro que no presenta prioridades basadas en las necesidades, puede absorber otros aminoácidos creando deficiencias de la tirosina.

Se recomienda tomar tirosina en ayunas y sobre todo alejado de la ingestión de fuentes proteicas.

La tirosina se toma por la mañana al despertarse con un vaso de agua o zumo (leche no) y luego al mediodía (30 minutos antes de almorzar). Las dosis recomendadas son de aproximadamente 0,07 a 0,14 gramos por cada 10 kg de peso corporal.