La proteína más barata

·




Un consumo suficiente de proteína es el pilar básico de cualquier dieta que tenga por objetivo la mejora de la composición física, en particular para los deportistas.
He realizado un pequeño experimento para tratar de determinar cual es la fuente de proteína más barata a la que tenemos acceso. Para ello he comparado cuatro productos distintos que son tradicionalmente aceptados en las dietas culturistas: la proteína de suero, la pechuga de pollo, el atún y las claras de huevo.

El precio de la proteína en polvo lo he calculado a partir de una conocida marca, ampliamente consumida. El precio de los otros alimentos los he obtenido de la página de compra on-line de una famosa cadena de supermercados, célebres por sus precios económicos. Lamentablemente el radio de acción de este estudio comprende solamente precios dentro del ámbito español, pero nuestros compañeros americanos pueden hacer cálculos semejantes empleando la tabla interactiva suministrada abajo.
Como puede advertirse, la fuente de proteína más barata, gramo por gramo, son las claras de huevo, a gran distancia de la proteína de suero que se confirma como una interesante opción en la relación cantidad de proteína/precio.
Las pechugas de pollo y el atún vienen a continuación, siendo más caras que las anteriores si nos atenemos sólo a la relación antedicha entre el aporte proteínico y el precio. Por supuesto que los alimentos completos poseen muchas otras cualidades y ventajas, pero en este pequeño experimento examinamos sólo el aporte proteico.

Las claras de huevos se erigen, en consecuencia, como la fuente de proteína más barata disponible, con notable diferencia. El precio calculado corresponde además al de la cantidad de huevos completos necesarios para reunir el número de claras suficientes, por lo que si hacemos uso también de las yemas la ventaja para el huevo es aplastante.
Puedes utilizar la tabla siguiente, escribiendo en las celdas de color naranja, para calcular el precio por cada 100gr de cualquier alimento. Basta con introducir el precio por kilo y la cantidad de proteína que contiene cada 100gr, y la tabla calculará el resto.
Si descubres una fuente de proteína más barata, no dudes en indicármelo en los comentarios de este artículo. Manda huevos.







Fuente: http://fisiomorfosis.com/articulos/nutricion/la-proteina-mas-barata