Consejos para cuando estés a dieta (Parte I)

·





-Si tienes mucho peso que perder no intentes hacerlo todo de una vez. El tiempo máximo que suelo tener a mis alumnos haciendo dietas de pérdida de grasa es de 12-16 semanas. Y 16 semanas es el máximo. Si no estás dentro de tu meta en esas 16 semanas, toma 4-5 semanas de realimentación. Esto no significa que comas lo que quieras durante 4-5 semanas, significa que añadas calorías y quizás carbohidratos si seguías una dieta muy baja en ellos, y poner tu dieta un poco sobre el nivel de mantenimiento. Esto permitirá a tu metabolismo reponerse y darte un descanso mental y físico de la dieta.


-Las dietas de choque (restricción calórica extrema) raramente funcionan. Todo lo que hacen es ralentizar tu metabolismo en un periodo corto de tiempo tras empezar la dieta, y/o cataboliza mucho músculo. Apunta por una dieta con un déficit de 400-600 calorías diarias, y junto con una razonable cantidad de cardio crearás un déficit decente. Si actualmente estás realizando todo el cardio que puedes hacer, entonces necesitarás reducir las calorías. Todo esto varia muchísimo entre diferentes personas con diferentes metabolismos, porcentaje graso y metabolismo. Por lo que mientras los números sugeridos funcionan para mucha gente, no funcionará para todos.

-Si no estás ni pesando ni apuntando tus comidas al menos algunas veces, simplemente estás tratando de adivinar tu enfoque dietético. Adivinar está bien, pero solo si quieres resultados al azar. LA persona media simplemente no es suficientemente buena para “adivinar” cuanta comida están tomando y acercarse lo suficiente. Si definitivamente no lo harás lo mejor será asegurarte de que comes las mismas cosas básicas diariamente, así que si no consigues los resultados que deseas, al menos puedes realizar cambios sobre una cantidad conocida.


-Se creativo con tu comida y piensa fuera de la caja cuando es el momento de elegir y condimentar la comida. Mucha gente se atascan comiendo siempre las mismas cosas que saben igual día a día y no es de extrañar que renuncien a sus dietas. Hará falta hacer sacrificios, eso tenlo por seguro. Pero no tienes que hacerlo de manera tan espartana que todo el tiempo a dieta sea un ejercicio de depravación.


-Tomate tu temperatura corporal por la mañana recién levantado durante 4 días seguidos antes de empezar una dieta de pérdida de grasa. Esto significa hacerlo antes de comer o de realizar alguna actividad. La temperatura corporal debería ser de 97.5-98.1 grados Fahrenheit. Si está un poco más bajo de eso también está bien. Si esta siempre alrededor de 96.5 o menos, deberías posponer la dieta antes que lo vuelvas a tener más alto comiendo un poco más y si es posible comprobando tus niveles tiroideos. Intentar empezar una dieta con un metabolismo severamente ralentizado la hará una tarea realmente difícil. A 96.1 grados, tu metabolismo esta ralentizado sobre un 15-25% e intentar crear un déficit con un metabolismo así de jodido requerirá unos valores calóricos y nutricionales muy bajos para tu cuerpo. Por favor recuerda que algunas personas tienen una temperatura corporal basal baja, por lo que lo que parece bajo para una persona normal será la norma para una persona con una temperatura corporal baja. Esas personas no son la regla pero si la excepción. Intentar hacer dieta con un metabolismo ralentizado raramente funciona y las calorías y nutrientes terminan siendo tan bajo que normalmente el musculo es sacrificado. Continua monitorizando la temperatura mientras estés a dieta. Si tu temperatura corporal se desploma, puedes asegurarte de que tu tasa metabólica también se ha desplomado. Unas medidas cuidadosas le pueden decir a una persona experimentada cuando reducir calorías o detener la dieta por un corto tiempo para proteger el metabolismo y ponerlo a funcionar correctamente.


-Si no te estás volviendo más fuerte mientras estás a dieta – al menos un pequeño incremento – lo más probable es que tengas algo fuera de balance como la carga de trabajo, cardio, o déficit calórico/perfil de macronutrientes. Simplemente no hay ninguna razón para no hacerse aunque sea ligeramente más fuerte a no ser que estés por debajo del 8%, o seas extremadamente avanzado. Principiantes e intermedios deberían de poder realizar progresos de fuerza hasta el 8% aproximadamente de grasa corporal.

-Si estas a dieta y no haces entrenamiento con cargas, lo más probable es que catabolices tejido muscular mientras estés perdiendo peso. Cualquier tipo de entreno con carga incluso ejercicios con el peso corporal es mejor que nada.


Artículo original